La actual variedad de ratones existente en el mercado ofrece un ratón para cada tipo de jugador, tanto en características como en formas. Entre los fabricantes menos conocidos se encuenta la marca sueca Mionix, y en su catálogo se puede encontrar el ratón para juegos Naos 7000, un ratón que ofrece grandes características en ciertos aspectos, aunque cojea ligeramente en otros, cuyo precio de fabricante (PVPR) se sitúa en los 70 euros.

Características

El Mionix Naos 7000 tiene un tamaño de 13 cm de largo, 8.4 cm en su parte más ancha, 3.9 cm de altura y pesa 103 gramos. Su peso es casi imperceptible en su desplazamiento, y sus dimensiones no pueden estar más acertadas, al menos para mi mano, sobre todo en su altura, ya que consiguen que prácticamente toda la palma repose sobre el ratón, y eso es algo que ayuda a tener la mano relajada durante el uso.

Está construido en plástico mate, y aunque carece de zonas de goma que ayuden al agarre, el plástico es suficientemente antideslizante como para que se eche de menos la goma si te sudan las manos. Su cable tiene dos metros de longitud, suficiente en la mayoría de los casos, y está forrado por fibra trenzada finalizado por un USB con contactos bañados en oro.

157313 bytes 200893 bytes 127907 bytes 148369 bytes 195430 bytes 195889 bytes 178272 bytes 208483 bytes 171896 bytes 239887 bytes

En su interior se oculta un procesador ARM de 32 MHz y 128 KB de memoria interna. La frecuencia de muestreo puede alcanza los 1000 Hz y su sensor PixArt 3310 es de 7000 PPP, quizás una cifra algo baja para los jugadores más exigentes, pero suficiente para la mayoría de los jugadores. Por supuesto, ambos valores serán configurables a través del programas que proporciona Mionix en su página web.

Dicho software no tendrá nada que envidiar en opciones a otros aunque no llega a los niveles de los más destacados del mercado. Cada uno de los siete botones son programables aunque solamente se puede elegir su función de una lista predefinida. Velocidad del cursor, velocidad de desplazamiento de la rueda, frecuencia de muestreo y sensibilidad serán variables, y en caso de este último, de 50 en 50 puntos, pudiendo guardar y alternar rápidamente entre tres de ellos gracias a los botones situados debajo de la ruedecilla del ratón.

245672 bytes 78451 bytes 39126 bytes 45006 bytes

También será configurable la iluminación que ofrecerá todo el espectro RGB y diferentes modos de visualización en su logotipo y en la ruedecilla. La posibilidad de grabar macros estará disponible, y para característica modificable permitirá guardar hasta cinco perfiles, los cuales podrán rápidamente intercambiables. Quizás un punto negativo del programa es que solamente ofrece un acceso directo a la web para descargar nuevas versiones tanto del propio programa como del firmware para instalar manualmente, en vez de hacerlo automáticamente desde el propio programa.

Diseño

Los que pasamos horas y horas con la mano en el ratón sabemos lo importante que es un buen diseño. Con esto no me refiero a que sea bonito, si no a que realmente no sea un esfuerzo usar el ratón y que tras varias horas de uso la mano siga con la misma fuerza que al principio de la jornada, algo que el Naos consigue fácilmente.

Su gran comodidad viene en gran parte por sus zonas para reposar los dedos que no se usan habitualmente para los clics más comunes (pulgar, anular y meñique). La zona de reposo derecha hace que el anular y el meñique se coloquen a dos alturas diferentes en un aposición muy natural, que evita tener que abrazar el ratón para tener un desplazamiento cómodo, algo que tras mucho uso se acaba notando, y permite tener la mano colocada en una posición natural. Respecto a su zona izquierda, aunque también cumple, echo de menos que sea un poco más alta y ancha, lo que ayudaría a un mejor reposo del pulgar y mejor accesibilidad a los botones laterales.

Respecto a los botones, tienen buena tensión, ni mucha ni poca, lo que evita pulsaciones involuntarias pero no esfuerzo al pulsarlos, y no hacen mucho ruido. Quizás el giro de la rueda sea el mecanismo más duro del ratón, que evitará un desplazamiento excesivo al usarlo, aunque es un aspecto muy personal ya que hay gente que prefiere una ruedecilla más suave.

Sus botones laterales son fácilmente diferenciables entre ellos, y tendrían un tamaño y posición perfectos si la zona de reposo del pulgar fuera como he explicado antes. Pero como no es así, echo de menos que sean ligeramente más grandes o estuvieran un poco más bajos.

Conclusión

El punto fuerte del Mionix Naos 7000 es su comodidad y ergonomía. Un ratón que hará las delicias de los más exigentes en este aspecto, pero que dista de otros ratones en temas como la calidad del sensor o la sensibilidad, los cuales no son malos, pero no llegan a las cotas que han impuesto otros ratones.

Personalmente, como jugador habitual pero no profesional, no he llegado a jugar con sensibilidades tan altas como ofrecen otros ratones por lo que no las voy a echar de menos, pero sí acostumbro a jugar largas sesiones (cuando la vida me lo permite), así que gracias a su comodidad, he encontrado en el Mionix Naos 7000 un compañero ideal para esas largas noches de partidas con los amigos por Internet.

Puntuación

8.0

sobre 10

Lo mejor

  • Su comodidad y ergonomía
  • Los laterales donde reposar los dedos

Lo peor

  • Algo corto en características para los más exigentes
  • Podría mejorar su sistema de actualizaciones