Xiaomi empezó su andadura hace seis años con la clara intención de dominar el mercado de los teléfonos, y aunque no lo ha logrado del todo, ha conseguido crear un sólido catálogo de productos para todos los tipos de consumidores. Dentro del mercado de las phablets cuenta con la serie Redmi Note de gama media, que ha renovado recientemente con la Redmi Note 4.

Como el resto de teléfonos de la compañía, incluye su propia capa de personalización MIUI sobre Android, y desde el año Xiaomi fabrica sus teléfonos en aluminio. Más recientemente también los ha añadido lector de huellas, y por tanto lo que Xiaomi busca es proporcionar el máximo número de extras posibles por el menor precio posible.

Diseño y hardware

El Redmi Note 4 es un teléfono hecho de una sola pieza de aluminio, con unos biselados que recuerdan al iPhone 5, mezclado con la parte trasera del HTC One M7 y un cristal frontal que destaca por estar bien aprovechado por la pantalla de 5.5 pulgadas que incluye sin que se vaya mucho de tamaño el teléfono.

De la parte frontal no destaca nada especialmente, y visto de frente el Redmi Note 4 parecería un teléfono cualquiera, lo cual no es malo para el precio que tiene. El mejor piropo que se le puede lanzar es que afortunadamente no me recuerda nada al iPhone 6, como lleva siendo tendencia desde hace un año en los teléfonos chinos.

393786 bytes 309797 bytes 245163 bytes 459497 bytes 485474 bytes

La parte posterior incluye la cámara en el centro superior del teléfono, e inmediatamente debajo el doble flash led y el lector de huellas dactilares. La posición de este lector no es la idónea porque, si eres como yo y dejas el teléfono sobre la mesa, no te sirve para desbloquearlo simplemente para mirar las últimas notificaciones, tocándote meter el pin o coger el teléfono para usar el lector de huellas trasero. Las bandas de plástico en la parte superior e inferior son las habituales en los teléfonos hechos de aluminio para mejorar la recepción de la señal cuando se sujetan.

El biselado resulta poco práctico normalmente en estos diseños porque, como demuestran otros teléfonos que los incluyen, se mellan con más facilidad y se afea antes el teléfono. En el lateral derecho se incluyen los botones de volumen y encendido, y en el lateral izquierdo se sitúa la bandeja para las dos SIM, o una SIM y una tarjeta micro-SD, ya que esta última comparte ranura con una de las SIM.

224108 bytes 201552 bytes 264968 bytes 223285 bytes 232995 bytes 260021 bytes 281325 bytes 202803 bytes 371130 bytes 386419 bytes

Por último, en la parte inferior se ubican el conector micro-USB, el altavoz y el micrófono, mientras que en la parte superior se sitúa el conector de 3.5 mm y un infrarrojos. En la caja con la que se vende el teléfono viene incluido un cable USB tipo A a micro-USB, y un cargador de pared USB, además de los manuales de instrucciones.

Las compañías como Gearbest suelen vender estos teléfonos con el cargador adecuado a la parte del mundo donde lo envíen, pero en este caso hemos recibido la versión china, con un MIUI 7 chino, pero que afortunadamente se puede configurar usando inglés, incluido el teclado, y posteriormente instalar otros. MIUI 8, disponible para actualizarlo nada más sacarlo de la caja, mejora el proceso de instalación y uso de inglés.

Para usarlo en español hay que recurrir a las ROM de Xiaomi y a instarlo mediante un PC, que es algo sencillo pero lleva un poco de tiempo si no se ha hecho nunca. Xiaomi publica actualizaciones menores para su ROM de manera frecuente, por lo que es de las pocas compañías que se preocupa por este apartado —aunque haya bastantes veces que se equivoque en estas actualizaciones, por lo que hay que tratarlas más bien como betas y siempre esperar a versiones estables.

Rendimiento

CPU

Este teléfono incluye un Mediatek Helio X20, que es un procesador de 10 núcleos, aunque tiene una configuración atípica. Son dos Cortex-A72 de alto rendimiento a 1.4 GHz, un clúster de dos Cortex-A53 a 1.4 GHz, y un tercer clúster de seis Cortex-A53 a 2.1 GHz. Le acompañan 2 GB de memoria 2x LPDDR3 a 933 MHz, que será cantidad suficiente para las necesidades de la mayoría de los usuarios.

Las pruebas de rendimiento de Geekbench 4 pueden ser un poco engañosas debido a que pone a prueba los diez núcleos, pero no hay muchas aplicaciones del uso cotidiano que estén programadas para usarlos, más allá de estas aplis de testeo.

Con MIUI 7 el teléfono se calentaba bastante al realizar dos o tres pruebas seguidas de Geekbench 4, bajando notablemente el rendimiento y calentándose en exceso. Con la actualización a MIUI 8 este problema ya no se da, y no hay calentamiento en el teléfono, más allá de una ligera disipación de calor debido al aluminio.

Geekbench 4, monohilo
iPhone 7
Apple A10 Fusion a 2.3 GHz
3302
iPad Pro 9.7
Apple A9X a 2.26 GHz
2960
Galaxy S7
Exynos 8890 a 1.6 GHz
1789
Huawei P9
Kirin 955 a 1.8 GHz
1729
Honor 8
Kirin 950 a 2.3 GHz
1718
Xiaomi Mi 5
Snapdragon 820 a 1.6 GHz
1620
Redmi Note 4
Helio X20 a 2.1 GHz
1573
iPhone 6
Apple A8 a 1.4 GHz
1557
Nexus 5X
Snapdragon 808 a 1.4 GHz
985
Geekbench 4, multihilo
iPhone 7
Apple A10 Fusion a 2.3 GHz
5336
Honor 8
Kirin 950 a 2.3 GHz
5305
Galaxy S7
Exynos 8890 a 1.6 GHz
5203
Huawei P9
Kirin 955 a 1.8 GHz
4754
iPad Pro 9.7
Apple A9X a 2.26 GHz
4718
Redmi Note 4
Helio X20 a 2.1 GHz
4294
Xiaomi Mi 5
Snapdragon 820 a 1.6 GHz
3736
iPhone 6
Apple A8 a 1.4 GHz
2522
Nexus 5X
Snapdragon 808 a 1.4 GHz
2179

Resulta más interesante ver el rendimiento en ejecución de JavaScript de los procesadores para móviles ya que muchas aplicaciones son en realidad aplicaciones web que hacen mucho uso de JavaScript, y también porque el uso del navegador en un teléfono es muy habitual. Es en general un entorno más real de uso que el probar el rendimiento de todos los núcleos a la vez que, como he dicho, en escasísimas ocasiones en un uso real del teléfono se va a dar.

Los resultados del Helio X20 incluido en este teléfono están lejos de ser de los mejores, y demuestra que por más núcleos que se tenga no se va a conseguir mucho más rendimiento en las tareas del día a día, sobre todo en un teléfono de este precio. También que dispone de una configuración atípica con respecto a los Helio X20 incluidos en otros teléfonos más caros.

JetStream 1.1 (más alto mejor)
iPhone 7
Apple A10 Fusion a 2.3 GHz
160
Huawei P9
Kirin 955 a 1.8 GHz
68
Honor 8
Kirin 950 a 2.3 GHz
63
Galaxy S7
Exynos 8890 a 1.6 GHz
63
iPhone 6
Apple A8 a 1.4 GHz
59,1
Xiaomi Mi 5
Snapdragon 820 a 1.6 GHz
56
Nexus 5X
Snapdragon 808 a 1.4 GHz
36
Redmi Note 4
Helio X20 a 2.1 GHz
21,4
Kraken 1.1, más bajo mejor, en ms
iPhone 7
Apple A10 Fusion a 2.3 GHz
1119
iPhone 6
Apple A8 a 1.4 GHz
2282
Galaxy S7
Exynos 8890 a 1.6 GHz
2827
Xiaomi Mi 5
Snapdragon 820 a 1.6 GHz
2877
Honor 8
Kirin 950 a 2.3 GHz
2923
Huawei P9
Kirin 955 a 1.8 GHz
2970
Nexus 5X
Snapdragon 808 a 1.4 GHz
4637
Redmi Note 4
Helio X20 a 2.1 GHz
10659

GPU

La GPU del Redmi Note 4 es una Mali T880MP4 de cuatro núcleos a 700 MHz. No es un procesador que esté orientado a juegos, y además le queda grande la resolución de 1920 x 1080 píxeles que tiene la pantalla. Este procesador con una pantalla de resolución 720p hubiera sido mejor combinación, pero el Redmi Note 4 está más orientado a un uso genérico más que a juegos que, por otra parte, para jugar a Candy Crush no se necesita mucha GPU y esta es suficiente.

GFXBench T-Rex, OpenGL ES 2.0
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
57,2
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
52,1
iPhone 6
PowerVR GX6450, 1334x750
51
Galaxy S7
Mali T880,
48,9
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
41
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
36
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
22,6
Idol 4
Adreno 510, 2560x1440
22,3
Redmi Note 4
Mali T880, 1920x1080
16
Moto G4 Play
Adreno 306, 1280x720
9,6
GFXBench Manhattan, OpenGL ES 3.0
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
33,5
iPhone 6
PowerVR GX6450, 1334x750
30,9
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
28,3
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
18
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
15,3
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
11,1
Idol 4s
Adreno 510, 2560x1440
9,3
Redmi Note 4
Mali T880, 1920x1080
8,3
Moto G4 Play
Adreno 306, 1280x720
4,1
GFXBench Manhattan 3.1, OpenGL ES 3.1
Xiaomi Mi 5
Adreno 530, 1920x1080
23,8
Galaxy S7
Adreno 530, 2560x1440
15,3
Honor 8
Mali T880, 1920x1080
11
Nexus 5X
Adreno 418, 1920x1080
10,7
Redmi Note 4
Mali T880, 1920x1080
7,9
Huawei P9
Mali-T880 MP4, 2560x1440
7,4
Idol 4s
Adreno 510, 2560x1440
5,1

Pantalla

La pantalla del Redmi Note 4 es de 5.5 pulgadas con resolución FHD (1920 x 1080 px) y alcanza los 401 PPP. Es de tipo IPS, con capa oleofóbica que cumple estupendamente bien su función. El panel utilizado abarca el 72 % de la gama de colores NTSC según lo que indica Xiaomi.

Con las pruebas realizadas con un i1Display Pro y Calman 5, el brillo máximo de esta pantalla es de unos 419 nits, y el contraste se sitúa cerca de los 1051:1. Son buenos valores para verse bien en la calle, pero puede plantear algunos problemas para verse si le da una luz de sol muy directa, como me ocurrió al sacar las fotos de plantas que veréis en el apartado de la cámara que tenía el sol a un lado por la espalda.

En general la pantalla es buena, y me gusta más que la del Honor 8, ya que en general las pantallas de Huawei tienden a una temperatura de color más azulada, más alta. La del Xiaomi se queda más en los 7000 ºK, con lo que los blancos se ven como blancos, y la reproducción de colores es más fiel.

Wifi, LTE, GPS, almacenamiento y sonido

Este teléfono incluye wifi de tipo 802.11 ac de una antena, que funciona por tanto en redes b/g/n en las bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, además de en el propio 802.11 ac que va sobre los 5 GHz. La velocidad máxima teórica es de 450 Mbps, o 150 Mbps en redes b/g/n. En este segundo caso, la velocidad alcanzada no se aleja mucho del ideal, y en general funciona correctamente, sin desconexiones.

Las medidas se han tomado utilizando la aplicación iperf3 con un PC de servidor conectado por Ethernet al enrutador, y con una red wifi de tipo 802.11 b/g/n de doble banda con una antena. Siempre que ha sido posible se ha utilizado la red de 5 GHz en los teléfonos descritos.

iPerf 3, en Mbps
Redmi Note 4
1x1 802.11 ac 5 GHz
325
iPhone 6
1x1 802.11 ac 5 GHz
277
Honor 8
1x1 802.11 ac 5 GHz
238
Nexus 5
1x1 802.11 b/g/n 5 GHz
130
iPhone 6
1x1 802.11 b/g/n 5 GHz
129
Honor 8
1x1 802.11 b/g/n 5 GHz
124
Redmi Note 4
1x1 802.11 b/g/n 2.4 GHz
35,4

El teléfono no tiene problemas de recepción de señal LTE, y teniendo velocidad Cat. 6 de hasta 300 Mbps de bajada, y funciona sobre las bandas 1 (2100 MHz), 3 (1800 MHz), 7 (2600 MHz), 8 (900 MHz), y 20 (800 MHz) en Europa. En el tiempo que lo he usado, el GPS ha funcionado correctamente, con los habituales errores de posicionamiento dentro de los límites de esta tecnología.

En el apartado del almacenamiento, el Redmi Note 4 incluye 16 GB, que puede ser un poco limitado para muchos usuarios. Para aquellos que necesitan aún más espacio, dispone de lector de tarjetas micro-SD de hasta 128 GB, aunque para ello hay que prescindir de usar la segunda tarjeta SIM. El rendimiento del almacenamiento interno es normal, sin destacar pero tampoco se puede decir nada negativo de él.

Androbench, lectura-escritura secuencial
Galaxy S7
439
145,7
Huawei P9
281
72,2
Honor 8
276,6
76,7
LG G4
251
153
Nexus 5X
245,2
98,7
Redmi Note 4
172,8
43,2
Nexus 5
104,5
40,1
Lectura en MB/s Escritura en MB/s
Androbench, lectura-escritura aleatoria
Galaxy S7
101
16,1
Honor 8
39
47,1
Huawei P9
39
47,5
LG G4
31,5
15,1
Nexus 5X
24,8
12,2
Redmi Note 4
21
5,4
Nexus 5
13,5
4,2
Lectura en MB/s Escritura en MB/s

El altavoz del teléfono es muy potente, pero a mitad del volumen el teléfono empieza a vibrar. El altavoz introduce mucha distorsión, y no es propociona un sonido de demasiada calidad en general. Por otro lado, al usarlo con unos auriculares a través del conector de 3.5 mm la calidad mejora notablemente, aunque el Redmi Note 4 no incluya un DAC que destaque.

El lector de huellas es rápido, aunque no destaca especialmente tras probar el del Huawei Honor 8. Su ubicación en la parte trasera del teléfono no es la idónea. Como digo siempre, yo soy de dejar el teléfono sobre la mesa, y si para usar ese lector tengo que cogerlo para leer un wasap que me acaba de llegar, entonces no me sirve de nada. La ubicación de estos lectores en la parte frontal es muchísimo más práctica e ideal.

Autonomía

El Redmi Note 4 incluye una batería de 4100 mAh que funciona a 3.6 V, que le aporta a este teléfono una gran autonomía. El procesador ayuda a reducir el consumo a lo justo y necesario, con lo que se puede estar usando el teléfono durante dos días sin demasiados problemas con un uso medio-alto. No tiene problemas en reproducir más de 10 horas seguidas de vídeo, o usarlo en torno a las 15 horas el navegador web.

Este apartado sin duda no decepcionará a nadie, salvo por el hecho de que tarda bastantes horas en recargarse. Si lo quieres cargar por un puerto USB 3.0 del PC, puede pasarse seis u ocho horas recargando, por lo que obligará a usar un cargador de pared de 10 W como el incluido con el teléfono.

Cámaras

La cámara trasera del Redmi Note 4 es de 13 megapíxeles que utiliza un sensor Samsung S5K3L8 de tipo ISOCELL, con apertura f/2.0 y sistema de cinco lentes, distancia focal de 1/3.06 pulgadas, con HDR y PDAF, capaz de grabar vídeo a 1080p a 30 FPS. La cámara frontal es de 5 Mpx, con sensor Samsung S5K5E8YX, con distancia focal de 1/5 pulgadas, tamaño de píxel de 1.12 µm, y apertura f/2.0.

La cámara frontal es suficiente para tomar algún selfi de vez en cuando, en condiciones de buena luz, pero por lo demás es una cámara de características normales. La cámara trasera permite realizar buenas fotografías, que pueden considerarse bastante buenas comparándolas con las de otros teléfonos de precio similar como el Moto G3 o G4 Play, o el Honor 5X. Los bordes de los objetos en las fotos no están del todo bien definidos, añade ruido en la mayoría de situaciones, incluso con buena luz, difumina un poco las texturas, y tiene tendencia a saturar los colores.

230066 bytes 56520 bytes 228308 bytes 234812 bytes 284194 bytes 26300 bytes

En situaciones de poca luz los colores salen algo más apagados y con más ruido, aunque esto último sea lo habitual para la mayoría de cámaras. En general permitirá tomar buenas fotos para añadir a cualquier álbum, pero no permitirá jugar con ellas para ampliarlas sin que se note una pérdida de calidad. Pero si se compara esta cámara con la incluida en otros teléfonos de gama media o media-baja, es una buena cámara.

La aplicación de la cámara permite ajustar diversos parámetros, incluido el balance de blancos o el ISO, aunque de manera básica. En general es mejor dejar todos los parámetros en automático, aunque en algunas condiciones de iluminación difíciles puede resultar útil recurrir a los controles manuales de la cámara.

1388039 bytes 771031 bytes 1062140 bytes 1179553 bytes 805030 bytes 1222630 bytes

Software

Xiaomi es una empresa bastante conocida por copiar los productos de Apple, y eso también lo lleva a la capa de personalización MIUI. Aunque el Redmi Note 4 llega con MIUI 7 preinstalado, se puede actualizar al instante a MIUI 8. Ambos están basados en Android 6.0, aunque recomiendo realizar un borrado de fábrica tras instalar MIUI 8 y empezar la configuración del teléfono desde cero porque simplifica bastantes cosas, como el uso del inglés.

El aspecto de esta capa busca la simplicidad de iOS, pero aprovechando las capacidades de Android en lo referente a la colocación de los iconos de la pantalla de incio y similares. En las versiones compradas directamente a China, la forma más habitual de hacerse con teléfonos como este recién puestos a la venta, hay que instalar manualmente la Play Store y servicios de Google. En este caso se puede hacer fácilmente a través de la tienda de aplicaciones de Xiaomi, llamada ¡oh, sorpresa! App Store. En ella hay una aplicación de Baidu que instala todo lo necesario para disfrutar de los servicios de Google y la Play Store.

En general el aspecto de esta capa de personalización está muy cuidado, e incluye también el cada vez más habitual modo de uso a una mano, configurable. Al llevar el dedo del botón de incio al botón de la derecha o izquierda, hará que la pantalla se reduzca a un tamaño más manejable, que se puede elegir como si fuera de hasta 4.5 pulgadas. Pulsando en el espacio que se queda vacío se vuelve a utilizar la pantalla completa.

El teléfono viene hasta arriba de aplicaciones basura. La mayoría en chino, muchas de Baidu, otras que pueden resultar medianamente útiles, pero me gusta bastante el diseño de todas ellas. Muy simplista y muy manzanero. La zona de ajustes tres cuartos de lo mismo. Es una capa de personalización que funciona bien y fluida.

Conclusión

Xiaomi cuenta con una estupenda phablet de gama media en su catálogo, con aspectos muy positivos. El Redmi Note 4 destaca por una buena pantalla y un buen diseño de aluminio, y en el apartado del rendimiento tiende más bien a no desentonar con la gama en la que se sitúa y por el precio que tiene. No se le puede pedir el rendimiento de teléfonos mucho más caros, pero no dejará a ningún usuario tirado.

La cámara aporta unos resultados interesantes, aunque no cuenta con una gran definición de las texturas o bordes, y en condiciones de poca luz puede tener bastantes problemas. Pero es más que suficiente para sacar buenas fotos en condiciones más favorables, y la calidad de la grabación de vídeos es también buena. El lector de huellas es ya un imprescindible que funciona bien aunque no sea especialmente rápido.

En general es un teléfono muy bueno para aquellos que busquen una phablet barata y que aporta una gran relación calidad-precio. En su rango de precio no hay muchas cosas que sean notablemente mejores, pero sí muchas que son muy inferiores de calidad.

Puntuación

7.7

sobre 10
Pantalla
7
Rendimiento
7
Cámaras
6.5
Batería
9
Diseño
7
Calidad-precio
9