Junto con la nueva cámara Hero 5, GoPro ha presentado un dron un poco especial para aquellos que quieren una visión más lejana de su entorno para tomar fotos y grabar vídeos. Se trata de Karma, un dron que se vende en una cómoda caja acolchada y que se puede doblar para un transporte más sencillo y con menos posibilidad de que resulte dañado.

En realidad la caja es una mochila con diversas zonas de protección para el portador y así que no resulte incómoda. En el interior se guarda también el mando a distancia, que podría pasar por una consola portátil ya que cuenta con los dos joysticks para controlar la dirección y altura del cuadricóptero, además de una pantalla para ver todo lo que está viendo, y ponerlo a grabar vídeos al instante. La cámara se sitúa en la zona delantera del dron, y se puede extraer el estabilizador para ubicarlo con la cámara en la mochila para que no moleste al grabar otras actividades.

Puede alcanzar una velocidad de 56 km/h, con una distancia máxima de 1000 m y un techo de vuelo de 4500 m. No puede volar con vientos de más de 35 km/h. Mide 303 x 411 x 117 mm, pesa 1 kg e incluye una batería de 5100 mAh que le da una autonomía de 20 minutos de vuelo. Karma se pone a la venta el 23 de octubre por 869,99 euros sin cámara, y se puede comprar junto a una GoPro Hero 5 por 1.199 euros.

67041 bytes 98411 bytes 43378 bytes 60114 bytes 84030 bytes 100655 bytes 61431 bytes 75818 bytes 99818 bytes 54213 bytes 44266 bytes 41143 bytes

Vía: The Verge.