Más allá de usarlos como juguetes, la utilidad de los drones es evidente para tareas de vigilancia, rescate e incluso para ofrecer cobertura de emergencia en determinadas zonas. Pero la estructura de los drones tal y como se conocen ahora limita mucho las tareas que pueden realizar. Por ello la marca japonesa Prodrone ha decidido ir más allá y le ha colocado garras a su último modelo de dron.

A pesar de su inquietante aspecto, el PD6B-AW-ARM, se trata de un potente dron impulsado por seis hélices y dos baterías de 16.000 mAh. Pero su parte más llamativa es el par de brazos articulados de cinco ejes terminados en unos ganchos que funcionan como las garras de un águila y que permitirán coger y cargar objetos de hasta 10 kg durante 30 minutos, bajo cualquier condición atmosférica.

Prodrone asegura que el rapaz el PD6B-AW-ARM es capaz de cortar cables o activar interruptores además de cargar con objetos. También se puede usar para tareas de salvamento portando salvavidas y tirando del mismo, y además apoyado en sus brazos puede realizar aterrizajes en zonas escarpadas. Dos brazos son un gran añadido par aun drone, pero cada vez que lo veo un escalofrío recorre mi espalda, no se por qué.

Vía: Techreport, Prodrone.