Desde mediados de 2015 y hasta hoy, Microsoft le ha dado poca o ninguna importancia a la creación de nuevos teléfonos con Windows Phone, ahora Windows 10 Mobile. Es algo terriblemente extraño teniendo en cuenta el dineral que se dejó en la compra de la división móvil de Nokia, 5.400 millones de euros.

Debido a las bajas ventas de teléfonos Lumia, por la nula publicidad que les está dando Microsoft, ahora se empieza a rumorear que la compañía va a cerrar la línea Lumia de teléfonos. En el segundo trimestre vendieron tan solo 1,9 millones de unidades, en comparación con los 8,2 millones del mismo trimestre de 2015. La cosa solo puede ir a peor en este trimestre, y sin expectativas de que Microsoft ponga a la venta nuevos modelos de Lumia.

Microsoft dejaría de producir los teléfonos Lumia antes de final de año, y podría deshacerse del inventario sobrante durante las navidades con diversas ofertas. Esto dejaría prácticamente en manos del puñado de teléfonos de otras compañías, que han confiado en Microsoft y su Windows 10 Mobile, dar visibilidad a esta alternativa de iOS y Android, que apenas cuenta actualmente con cuota de mercado. iOS y Android acaparan el 99 % de las ventas del sector de los teléfonos inteligentes.

Vía: Hot Hardware.