La competencia en EE. UU. de Uber es Lyft, y a pesar de no contar con tanto éxito y visibilidad como Uber, sí que ha conseguido asegurarse diversas inversiones para seguir avanzando su plan de negocio. El último acuerdo fue con General Motors, por un valor de 500 millones de dólares, para crear una red de vehículos autónomos bajo demanda.

Según se indica, Lyft, a pesar de tener 1.400 millones de dólares en sus cuentas, está buscando comprador. Hasta la fecha, ha mantenido contactos con Apple, Amazon, Google, Didi Chuxing e, incluso, Uber. Esto llega poco después que una oferta de compra realizada por General Motors no llegase a buen término. En estos momentos la valoración de la compañía es de 5.500 millones de dólares.

A pesar de tener dinero en sus cuentas, y de no estar en una situación desesperada por el momento, la compañía aún no es rentable en Estados Unidos, al contrario que Uber. No obstante, el que ande a la busca de un comprador es indicativo de que su futuro no es tan brillante como parece, y que es difícil que puedan alcanzar a la competencia.

Vía: SlashGear.