AMD ha aprovechado el Gamescom para dar la primera información interesante sobre la arquitectura Zen, ya que hasta ahora se había limitado a decir que aumentaba el rendimiento un 40 % frente a los núcleos Excavator de hace cuatro años. Podría ser suficiente para equiparar sus procesadores a los de Intel, y está en buena posición para ello.

La nueva arquitectura mejora todos los aspectos de anteriores procesadores de la compañía, y se centra en realidad en lo que verdaderamente importa. Por ejemplo, un predictor de saltos eficiente (para los saltos condicionales en las instrucciones, eligiendo bien lo que ejecutar y evitar tiempos de inactividad), un gestor de microoperaciones eficiente, una ventana para la cola de instrucciones mayor, precaptura de memoria (prefetcher), más caché de nivel 2 (512 KB por núcleo), caché separada L1 para instrucciones y datos (64 KB y 32 KB respectivamente), 8 MB de caché L3, y un mejor gestor de instrucciones, entre otros muchos cambios.

AMD no ha detallado mucho las mejoras reales, y de las transparencias solo se saca las mejoras a grandes rasgos y dentro del lenguaje esperado (todo mejora), pero ha indicado que puede llevar al gestor de instrucciones hasta seis operaciones por ciclo de reloj. Pero el objetivo de todos los cambios es hacer una arquitectura energéticamente eficiente, y Zen apunta a ello.

Si se consigue evitar fallos de caché al aumentar su tamaño y mejorando la predicción (que la información esté la mayor parte de las veces disponible en la caché L1, más rápido y de menor latencia), se evitan ciclos adicionales de ejecución para traer la información de memoria principal, entre otros ejemplos de lo importante que es mejorar los aspectos fundamentales de un procesador (y que casi hoy día lo menos importante es la frecuencia del reloj). Además ayuda utilizar un procesador FinFET de 14 nm de las fundiciones de Global Foundries.

Lo que Intel llama Hyper-Threading, AMD lo va denomina con un más genérico desde el punto de vista universitario multihilo simultáneo (SMT), o que cada núcleo puede tener en ejecución dos hilos (o núcleos lógicos) simultáneamente, y se elige en cada momento cuál se ejecuta. Hay una ganancia de rendimiento, pero no es lineal. En Intel, el HT mejora en torno a un 50 % el rendimiento del núcleo gracias a los gestores de hilos. El SMT es algo que desechó AMD en el desarrollo de Excavator, pensando que era un error por parte de Intel, y el resto es historia. Ahora ha optado por implementarlo en Zen por muy buenos motivos de eficiencia y mejora de rendimiento.

AMD indica que los procesadores Zen estarán disponibles en cantidad comercial en 2017, junto con las placas base de chipset AM4. Estarán disponibles también en forma de 8 núcleos físicos (16 núcleos lógicos), con un rendimiento que debería igualar al procesador Broadwell-E equivalente. También llegarán con unos más normales 4 núcleos (8 hilos), que serán los más interesantes para los jugones para acompañar a las RX 480 y GTX 1060.

433936 bytes 244087 bytes 290867 bytes 321592 bytes 228376 bytes 232231 bytes 240009 bytes 271872 bytes 275244 bytes 191130 bytes 277044 bytes 221655 bytes 295533 bytes 180808 bytes 168610 bytes 150091 bytes 135034 bytes 244675 bytes 229961 bytes 200024 bytes 184136 bytes 186357 bytes 228685 bytes 183006 bytes 155078 bytes 167863 bytes 221423 bytes 249666 bytes 214640 bytes 216280 bytes 273370 bytes 241573 bytes 196629 bytes 148653 bytes 134682 bytes 389312 bytes

Vía: Nota de prensa AMD, AnandTech, PDF de presentación.