Western Digital es uno de los principales fabricantes de discos duros del mundo. La compañía estadounidense acaba de ampliar su liderazgo en el sector del almacenamiento de información al verse aprobada su adquisición de SanDisk.

La intención de comprar esta compañía fue hecha hace unos meses, aunque faltaba que fuera aprobada. Tras la aprobación de la Comisión de la Competencia de Singapur el pasado enero, faltaba la aprobación del Ministerio de Comercio de China, la cual acaba de llegar. El importe total que ha pagado Western Digital para hacer de SanDisk una subsidiaria es de 19.000 millones de dólares.

WD comprará cada acción de SanDisk a cambio de 85,10 $ y 0,0176 acciones de Western Digital. Esta combinación permitirá a SanDisk aprovecharse de la experiencia de fabricación de Western Digital para aplicarla al campo de la memoria no volatil, a la vez que obtendrá acceso a un suministro constante de memoria NAND a bajo coste. El acuerdo quedará oficialmente cerrado el 12 de mayo.

Vía: EnGadget.