La CPSC de Estados Unidos (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo), acaba de solicitar la retirada de más de 100.000 baterías de portátiles Toshiba. Según se ha informado, al menos cuarto de ellas se han sobrecalentado y explotado.

Las baterías en cuestión fueron fabricadas por Panasonic e instalado en 39 modelos de las series Toshiba Protege, Satélite y Tecra, vendidos entre mediados de 2011 y principios de 2016. La mayor parte de estas baterías, unas 91.000, fueron vendidas en Estados Unidos, mientras que otras 10.000 fueron vendidas en Canadá.

En todos los casos los números de serie empiezan con G71C. Para comprobar si se está afectado se puede emplear la herramienta de diagnóstico de la empresa y, si es el caso, se pueden obtener instrucciones para su reemplazo en su página web.

Vía: The Next Web.