Cada vez más empresas se lanzan a la investigación de tecnologías para realizar la carga inalámbrica de dispositivos. Apple y sus socios están tratando de hacerlo para los iPhone, aunque hay un plan un poco más ambicioso de Google. La división X de Alphabet está realizando investigaciones sobre cómo cargar sus vehículos autónomos a distancia.

Dos compañías distintas, Hevo Power y Momentum Dynamics, solicitaron permiso a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) para probar cargadores experimentales en el cuartel general de Google en Mountain View. Ambas compañías emplean un principio conocido como acoplamiento inductivo resonante, transfiriendo la energía desde un transmisor incrustado en el suelo a un receptor en los bajos del vehículo.

Sistema de carga de Hevo Power

El prototipo del cargador de Hevo Power, llamado Alpha, puede proporcionar 1,5 kW desde un transmisor circular, parecido a una tapa de alcantarilla. Por su parte, Momentum Dynamics afirma que sus transmisores pueden proporcional 200 kW, aunque la afirmación no ha podido ser verificada. Estos últimos son los que se están probando en estos momentos, tanto en Mountain View como en la antigua base militar de la Fuerza Aérea de EE. UU. en Atwater, California.

Para la compañía, la carga inalámbrica de sus vehículos autónomos es esencial, pues esto facilitaría la vida de personas que poseen diversos problemas de salud y que lo más probable es que no puedan cargar el vehículo por su cuenta. De esta forma, con cargadores en los aparcamientos y a lo largo del camino, el vehículo se estaría cargando continuamente, con lo que se podría reducir el tamaño de las baterías, su peso y su precio.

Vía: IEEE Spectrum, 9to5Google.