El interés de por la energía solar es cada vez mayor, especialmente en África y Asia. Entre los países que están construyendo, o preven hacerlo, grandes huertos solares destaca Marruecos, quien planea construir un gigantesco complejo de producción de energía solar compuesto por cuatro huertos solares unidos entre sí.

La ciudad en la que se instalará el complejo es Ouarzazate, y su huerto no empleará paneles fotovoltaicos. En su lugar, se empleará tecnología termosolar de concentración, la cual utiliza espejos, y que tiene como ventaja que puede seguir produciendo energía incluso cuando se ha puesto el sol. La idea de Marruecos es combinar la generación solar con la eólica y la hidráulica para cubrir al menos la mitad de las necesidades energéticas del país para 2020.

Las instalaciones contarán con 500.000 espejos en 800 filas, y cada uno de ellos tendrá dispositivos de seguimiento que permitirán seguir apuntando al sol según éste se mueve en el cielo. Una vez esté funcionando a máxima capacidad, producirá 580 MW de energía, lo suficiente para cubrir las necesidades de un millón de hogares.

Vía: SlashGear.