Los avances realizados en los últimos años en los paneles solares ha permitido aumentar su eficacia de conversión, y con ello proyectos como el presentado en la India. Se trata de un aeropuerto, ubicado en la ciudad de Cochin, en el estado de Kerala al sur del país, que funcionará a partir de ahora íntegramente gracias a la energía generada por paneles solares.

Según el gobierno local, el aeropuerto de Cochin ahorrará de esta forma la generación de 300.000 toneladas de dióxido de carbono en los próximos 25 años, el equivalente a plantar 3 millones de árboles o no conducir 1.200 millones de kilómetros. El exceso de energía generado por el aeropuerto se venderá a la empresa eléctrica de Kerala.

El gobierno indio quiere extender esta iniciativa a otros aeropuertos del país y reforzar de esta manera su apuesta por la energía solar, que ahora mismo genera en la India más de 4 gigavatios.

Vía: The Verge.