Los PCs de sobremesa de los distintos fabricantes tienden a ser muy sosos por lo general. Y si quieren llamar la atención de los jugones, no lo consiguen demasiado, salvo que estés dispuesto a comprar un equipo por piezas y te lo monte tu sobrino el informático (que seguramente termine siendo teleco, pero entramos en el mismo saco para la familia).

Acer quiere dar un aire fresco e impresionante a sus nuevos PCs de sobremesa con el nuevo Predator G6-710, presentado en el Gamescom. Como veréis en las imágenes, parece una oruga de un tanque, y le da un aspecto que me ha encantado nada más verlo. Acer ofrece la posibilidad de incluir un procesador Intel Core i7-6700K (el recién presentado Skylake) con una tarjeta gráfica GTX 980, hasta 64 GB de DDR4, hasta 12 TB de disco duro y hasta 512 GB de SSD.

Los discos se intercambian a través del panel frontal de manera sencilla, y la placa incluye Creative Sound Blaster™ X-Fi MB5, 1 ranura PCIe 3.0 x16, 2 ranura PCIe x1, y dos conectores para SSDs M.2, con 6 conectores USB 3.0 y 2 conectores USB 2.0. Viene, cómo no, con Windows 10 preinstalado.

Estará disponible a partir de mediados de septiembre por un precio que comenzará en los 1.999 euros. El precio para Norteamérica se anunciará en octubre.

379682 bytes 768073 bytes 596133 bytes 1068873 bytes 108930 bytes 45204 bytes