Aunque aprendí a programar en un ZX Spectrum, y mi primer ordenador fue un Amstrad CPC 464, mi segundo ordenador fue un Commodore Amiga 2000. Nada barato para los estándares de la época, y nada barato para los estándares actuales, pero ya disponía del sistema de ventanas que unos años después cambiaría por Windows 95. Es una marca que me trae viejos recuerdos.

Commodore es una empresa que dejó de existir hace años, en 1994. Dos empresarios italianos han recuperado la marca al hacerse con los derechos en 38 países, incluyendo EE. UU., o al menos es lo que afirman. Han presentado el Commodore PET, una phablet con Android 5.0 Lollipop con un nombre que evoca la primera computadora de la compañía a finales de los 70.

16102 bytes 20164 bytes 24959 bytes

El teléfono inlcuye un procesador MediaTek de ocho núcleos a 1,7 GHz de 64 bits, 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno, pantalla de 5,5 pulgadas con resolución 1080p, cámara de 13 megapíxeles y apertura f/2.0, cámara frontal de 8 MP, protección de pantalla Gorilla Glass 3, lector de tarjetas microSD, y doble ranura SIM LTE.

Por ese modelo van a pedir 300 dólares, y por la versión con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento su precio ascenderá a los 365 $. La ROM de la phablet incluirá dos emuladores para poder disfrutar los viejos juegos del Amiga y Commodore 64.

En la web del Commodore PET podéis inscribiros para recibir más información sobre el producto a medida que esté disponible. Quizás consigan atraer la atención de los que sientan morriña por la marca, pero en la situación actual en que está el mercado, va a ser difícil que se abran un hueco.

Fuente: Wired. Vía: EnGadget.