AMD presentó oficialmente el pasado marzo FreeSync, una tecnología para adaptar a la perfección la generación de fotogramas de nuestra tarjeta gráfica a la frecuencia de refresco de nuestra pantalla. El objetivo en última instancia es evitar los saltos que se producen cuando se desincronizan ambas frecuencias y que producen lo que se conoce como frame tearing o corte de fotogramas.

Entre los primeros fabricantes que iban a poner a la venta monitores con esta tecnología se encuentra LG, que va a poner a la venta este mes el modelo 27MU67 con pantalla con resolución 4K UHD de 27 pulgadas, y un refresco adaptativo de 40 a 60 Hz. Utiliza un panel IPS de gran calidad en el color de las imágenes. Se pondrá inicialmente a la venta en EE. UU.

La principal diferencia con respecto a Nvidia G-SYNC es que FreeSync no tiene coste alguno para los fabricantes al tratarse de un estándar abierto, por lo que no se encarece el producto final. Por lo demás, este primer monitor FreeSync contará con los habituales añadidos de LG, como estabilizador de negros o reducción de fatiga de ojos. Posee un tiempo de respuesta GTG de 5 ms, contrastre estático 1000:1, brillo de 300 nits, dos conectores HDMI 2.0 y un DisplaPort 1.2, con soporte a HDCP 2.2.

231750 bytes 471308 bytes 488119 bytes