La compañía japonesa Kyocera es más conocida por estos lares por sus teléfonos ultrarresistentes, pero siendo una corporación que ingresa 12.000 millones de dólares al año, está muy diversificada. Además de producir componentes electrónicos, también se dedica a la creación de soluciones de energía solar. Una de esas nuevas soluciones consiste en construir granjas solares encima de reservas de agua.

La primera de ellas se ha creado en la prefectura de Hyogo, y producirá 2.680 MWh al año, suficiente energía para suministrar electricidad a 820 viviendas. La construcción se terminó a finales de mayo y ha entrado en servicio esta semana, teniendo un tamaño de 333 por 77 metors, o unos 25.000 m2, y electricidad por la que Kansai Electric Power pagará 780.000 dólares anuales. Kyocera construirá más de estas granjas solares por Japón, y la siguiente será en la prefectura de Chiba, en la Presa de Yakamura, que suministrará 15.600 MWh.

Poseen además ventajas adicionales. Las masas de agua sobre las que se construyen permiten enfriar los sistemas y por tanto ayudan a generar electricidad de manera más eficiente. Pero hay otras para estas reservas de agua, ya que al estar cubiertas reducen su evaporación y el crecimiento de algas en el fondo, dos problemas comunes en este tipo de masas de agua.

Vía: Quartz.