El consumidor japonés tiene todavía un gran interés por la música en formato físico, y unido a las trabas del copyright en Japón, servicios como Spotify o Pandora todavía no han llegado al lejano oriente. El primer competidor real en la música bajo demanda es Line Music, que acaba de ser presentado por la compañía responsable de la popular aplicación de mensajería que sólo en Japón cuenta con 58 millones de usuarios.

El servicio cuenta con un catálogo inicial de 1,5 millones de canciones procedente de Sony Music y Universal de artistas tanto nacionales como internacionales, aunque están trabajando para aumentarlo a 5 millones antes de final de año, y a 30 millones (las mismas que Spotify) para 2016. El servicio tendrá un coste de 1.000 yenes (algo más de 6 euros).

Las suscripciones a servicios de música en streaming sólo aportaron al sector en torno a 5 millones de yenes en 2014 (unos 30.000 euros). Aunque Apple no ha confirmado a qué países llegará inicialmente Apple Music el próximo 30 de junio, en la web japonesa de Apple se muestra que llegará pronto. Es en realidad contra quien tiene que competir Line Music puesto que su catálogo es de 37 millones de canciones y más del 50% de los teléfonos vendidos cada trimestre son iPhones.

Vía: The Verge.