Microsoft ha presentado sus resultados del primer trimestre de 2015 y hay algunas cifras de interés. Empezando por los ingresos, han ascendido a 21.729 millones de dólares que le han generado unos beneficios de 4.985 M$. Se trata de un aumento interanual en el apartado de ingresos pero un descenso en los beneficios.

Entrando en datos más interesantes, quizás el primero sea la venta de teléfonos Lumia, que han ascendido a 8,6 millones, y generando 1.400 M$ de ingresos. Suponen un aumento con respecto a los 7,1 millones de Lumia vendidos por Nokia en el primer trimestre de 2014, aunque se trata de una cifra estimada puesto que no se proporcionó directamente al estar la división móvil en su transición a Microsoft.

Los ingresos por ventas de tabletas Surface han experimentado un aumento interanual del 44%, situándose en los 713 M$. En el apartado de la Xbox, vendió 1,6 millones de unidades combinadas de Xbox One y Xbox 360, y se ha vuelto a negar a desglosar estas cifras por consola. Teniendo en cuenta que en el último trimestre se vendieron 2 millones de unidades combinadas de ambas Xbox, se puede ver como el habitual descenso del trimestre posterior a Navidad, pero la PlayStation 4 sigue vendiendo más que la Xbox One.

Las ventas de Windows Pro a fabricantes siguen bajando, y en esta ocasión han bajado un 19%, y el de licencias Windows en general bajaron un 2%. Afortunadamente para Microsoft la buena evolución en las suscripciones a Xbox Live y Office 365, junto con la mejoría de las Surface están asentando la transformación de Microsoft en una empresa de servicios de internet. Este hecho demuestra que Microsoft está librándose del peso de las ventas de Windows de sus resultados trimestrales.