Google ha presentado sus resultados económicos correspondientes con el primer trimestre de 2015, y los datos son en general positivos. Con unos ingresos de 17.300 millones de dólares, han generado unos beneficios de 3.580 millones de dólares, arrojando unos dividendos de 6,57 dólares por acción.

Los ingresos aumentaron un 12% con respecto al mismo periodo de 2015, pero los beneficios crecieron en torno a un 4%. Como siempre, el cambio euro-dólar sigue afectando negativamente a los resultados de las empresas estadounidenses. Además, en el caso de Google cuyo modelo de negocio es la publicidad en internet, el pago por click ha bajado un 7% con respecto al 1T de 2014, por lo que son dos factores que han evitado un mayor crecimiento de Google en el trimestre pasado.

El gasto en I+D de la compañía ha pasado de 7.100 M$ a 9.800 M$. Google ha terminado el trimestre con 65.436 millones de dólares en sus cuentas bancarias.