Pocas compañías están intentando resolver la máxima preocupación de los usuarios de un teléfono: la autonomía del dispositivo. Muchas optan por mejores diseños reduciendo el tamaño de las baterías, que pese a que posean procesadores que consuman menos y se realicen cambios en el sistema operativo para mejorar la atuonomía, siempre te dejan la sensación de que una mayor batería habría sido de agradecer.

Para intentar compensarlo existen tecnologías como la Quick Charge de Qualcomm, incluida en sus procesadores de gama alta, cuya segunda versión promete recargar el 50% de la batería de un Nexus 6 de 3.200 mAh en tan solo 40 minutos. El truco en realidad está en que el cargador es de 3 amperios, aunque para aprovecharlo se necesita una tecnología como Quick Charge 2.0 para no sobrecalentar y dañar la batería. Los otros dos Nexus 6 usan cargadores de 1 y 2 amperios.

Vía: Phone Arena.