La neutralidad de red. ¿Alguien sabe realmente qué significa y lo que implica esto? Visto ciertos artículos en los medios nacionales y extranjeros, está claro que no tienen ni pajolera idea. Pero yo, siendo Ingeniero en Telecomunicaciones con Especialidad en Telemática, pues de redes sí que sé.

Para explicar claramente mi punto de vista y lo que es la neutralidad de red voy a utilizar un esquema muy sencillo (o quizás no tanto) de por qué redes pasa una solicitud de un usuario que quiere ver Netflix en su casa hasta la propia Netflix.

La neutralidad de red es la no discriminación del tráfico de internet en función del tipo que sea. Es no imponer un pago adicional por el tipo de tráfico que estemos entregando o recibiendo en nuestra casa por nuestro proveedor de servicios de internet: no cobrar más por usar servicios de vídeo como Netflix o Hulu, como grandes promotores de la neutralidad de red.

El usuario A en su casa solicita una película de Netflix, y su tráfico se envía a través de su conexión ADSL. Ésta llega a un concentrador de conexiones ADSL conocido como DSLAM y que multiplexa en una sola conexión todas las de la zona a la que da servicio. En ese momento el tráfico se cataloga y se comienza a enrutar hacia su destino.

Fijándonos en el esquema, la neutralidad de red se aplica sólo a la conexión entre la casa del usuario y el DSLAM. Es en donde no se realiza ningún tipo de control del tráfico porque, bueno, simplemente se le está entregando al proveedor. Es ahí donde en EE. UU. hasta hace bien poco las operadoras podían imponer una tasa en función del tipo de tráfico a entregarle al cliente. ¿En el resto del mundo? Nos da igual, porque no somos EE. UU. y no tenemos sus leyes.

Comisión Europea

La neutralidad de red universal es una idiotez

La neutralidad de red como concepto universal es una auténtica chorrada. Siguiendo el esquema (que nos hemos quedado en el DSLAM), en ese momento se mira qué tipo de tráfico es y su destino. Si existiera neutralidad de red, todo el tráfico se trataría por igual, y eso en telemática es una política de best-efftort: si puedo enviar tu paquete lo envío, y si la red está saturada te jodes y se pierde.

Ahí es donde servicios como Netflix, Facebook, Apple y Google empiezan a pagar a las operadoras (ONO, Telefónica, etc) para disponer de enlaces dedicados. Es un servicio adicional que proporcionan para simplemente amortizar la inversión en infraestructura que hacen, ya que no son muy dadas a sobredimensionarlas salvo el backbone de la red para casos de emergencia.

Esto lo explican muy bien en Economía en la universidad: si sólo en momentos puntuales necesitarías dos cajeros (personas) en un banco, no tiene lógica mantenerlos en el puesto todo el tiempo porque lleva un sobrecoste importante. Con las redes pasa igual: si sólo el 10% del tiempo necesitas más capacidad, no tiene sentido que tires más fibra óptica de la necesaria el 90% del tiempo restante.

Pero las redes no son cajeros, y si no fuera porque Netflix paga a las operadoras, a las 22.00 de la noche ni Dios podría ver un episodio de Netflix sin que se produjeran cortes. Las operadoras no iban a sobredimensionar sus redes para momentos puntuales si en realidad el 95% del tiempo restante no es necesario. De ahí que sea necesario la diferenciación de tráfico, que rompe la neutralidad de red universal.

Por qué es necesario un internet de 'dos velocidades'

Esa no neutralidad de red en el lado del proveedor es absolutamente necesaria. Pongamos como ejemplo los servicios de telemedicina. Si no hubiera una discriminación de tráfico, una alerta de tu abuela que se ha caído y se ha roto la clavícula no llegaría a las 22.00 de la noche al hospital porque sería descartada por estar saturada la red.

Por eso los servicios de telemedicina contratan servicios específicos para que se mantenga una calidad de servicio (QoS) específica para él, y por tanto no funcionan en best-effort. A estos servicios se les pasa a otros enlaces menos saturados y que sean capaces de asegurar la QoS.

De aplicarse la neutralidad de red en todos los ámbitos, los servicios de videoconferencia en tiempo real no se podrían dar, y los servicios de teleoperaciones (sí, operaciones médicas manipulando robots remotamente), serían totalmente impensables. Si no se puede asegurar que mi comando de parar de cortarle la vena no se va a dar en 0,0001 ms, me arriesgo a matar al paciente.

Lo que sí que hay que asegurar en la neutralidad de red

Lo que hay que asegurar es que en el tramo final, el que va desde la operadora a nuestras casas, no haya que pagar una tasa adicional por ver Netflix. Es lo que se ha conseguido en EE. UU. ¿Y sabéis que? Aquí ya está asegurado. Lo que se está discutiendo en Europa, por puro desconocimiento de los parlamentarios, es que se tiene que definir bien el marco de qué son servicios prioritarios y qué no lo es, pero están metiendo en el saco la maldita neutralidad de red porque es un término de moda, sin conocer en realidad su significado.

El resto es puro ruido que se está introduciendo por desconocimiento de qué es la neutralidad de red, a qué afecta, y a qué no tiene que afectar jamás en la vida. Generalmente por blogueros y periodistas que no tienen ni idea de telemática.

Os recomiendo seguir leyendo otro artículo que escribí hace tiempo: neutralidad de red desde otro punto de vista.