La conferencia de Microsoft en la MWC ha dado para bastante. No sólo se han presentado en ella los Lumia 640 y 640 XL, sino que también se ha hablado sobre las actualizaciones de los terminales a Windows 10.

Stephen Elop, el jefe de la sección de móviles de la compañía de Redmond, ha confirmado que los teléfonos que actualmente funcionan con Windows Phone 8.1 tendrán la actualización a Windows 10. Sin embargo, esto no significa que puedan ejecutar todo lo que permita el nuevo sistema operativo, pues algunas características van a depender del hardware con que cuenten.

A parte de esta información también se ha adelantado que, más entrado el año, se pondrán a la venta terminales con Windows 10 instalado de serie.