Google terminó recientemente su primer prototipo de coche autónomo, y el sector ha cobrado cierta vida durante el pasado CES de principios de enero. Soluciones de conducción autónoma como Nvidia Drive son un buen ejemplo de lo que nos espera en el futuro.

Esto ha llamado la atención de Uber, la empresa de transporte no profesional de pasajeros, que ha anunciado la apertura de un centro de investigación sobre coches autónomos junto a la Universidad Carnegie Mellon [Nota: el enlace no funciona en España por el bloqueo a Uber de las operadoras, usad un proxy]. La universidad contratará a 50 ingenieros de otros centros de robótica para desarrollar la línea de investigación en coche autónomos, aunque no será la única ya que el Uber Advanced Technologies Center se centrará de manera genérica en desarrollar nuevos sistemas de seguridad en el transporte de pasajeros.

Junto a esta noticia también surgió el rumor de que Google estaba desarrollando una aplicación para compartir coche, y se ha vinculado ambas alegando que Google va a usarla en sus coches autónomos. En realidad las noticias de la aplicación de Google son incorrectas puesto que se trata de una aplicación que usa Google a nivel interno para que sus empleados puedan llegar al trabajo. No está vinculada al programa de coches autónomos de Google, por lo que ha sido más un problema de sacar fuera de contexto la información de Bloomberg que el que Uber y Google vayan a ser competidores en el sector de los coches autónomos.

Vía: Ars Technica, The Verge (1), The Verge (2).