Motorola ha tenido en los últimos dos años un gran éxito de ventas en su gama Moto, liderada por los excelentes Moto G, Moto G 2014 y sus distintas variantes. Pero en el caso del Moto G, el original lanzado en 2013, todavía no ha sido actualizado a Android 5.0 Lollipop, al igual que otros terminales muy vendidos de la compañía.

El ingeniero de Motorola Luciano Carvalho ha asegurado que la actualización llegará en breve a los terminales que todavía no la han recibido, aunque ya hayan distribuido la versión 5.0.2 a algunos terminales a modo de prueba. Ha hecho referencia a los diversos bugs de la versión inicial de Android 5.0 como motivo del retraso. Estarían actualmente corrigiendo aquellos bugs no reproducibles en un Nexus, específicos del hardware de Motorola y que por tanto Google no soluciona en las distintas versiones de Android.

Vía: Android Central.