Xiaomi ha conseguido colarse en 2014 como el tercer mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo si nos fijamos en las cifras proporcionadas por la propia compañía: 61,12 millones de teléfonos vendidos. Esto la situaría por detrás de los dos pesados pesados en este campo, Samsung y Apple, que siguen en primera y segunda posición respectivamente.

Los ingresos generados por la compañía han ascendido a 12.100 millones de dólares, lo que da más fuerza a la compañía en su valoración de mercado estimada en 45.000 millones de dólares. Las ventas de Xiaomi fueron de 18,7 millones de teléfonos en 2013, por lo que se trata de un aumento de un 326%.

Xiaomi sigue planeando su expansión mundial, un país cada vez. Es una expansión lenta para los usuarios de Europa y América del Norte, pero de otra forma la inversión en fábricas de Xiaomi tendría que ser muchísimo mayor sin tener aseguradas las ventas. Además de que la compañía parece que tiene un margen de beneficios más bien pequeño con la venta de cada teléfono.

Vía: http://techcrunch.com/2015/01/03/xiaomi-2014/.