Facebook anunció en febrero su intención de adquirir por 19.000 millones la compañía de mensajería instantánea WhatsApp. Nueve meses después, el acuerdo está a punto de completarse tras dar la luz verde la Unión Europea a la compra. Puesto que era el último gran escollo que tenía que salvarse para finalizar la adquisición, ya es sólo cuestión de semanas que WhatsApp esté en manos de Facebook.

Hubo bastante polémica por esta compra ya que muchos usuarios de la aplicación de mensajería la veían como una amenaza a la privacidad de su información. Cosa curiosa por que WhatsApp ha sido de todo menos una solución segura, en la que hasta hace relativamente poco los mensajes se intercambiaban sin cifrar.

Diversas aplicaciones de mensajería aprovecharon el momento para intentar auparse como la alternativa "segura" y "privada", pero ninguna ha conseguido evitar que WhatsApp ya cuente con 500 millones de usuarios activos mensuales.

Facebook aseguró que mantendría a WhatsApp funcionando de manera autónoma, pero a corto plazo seguro que habrá cambios en su funcionamiento, si bien esperamos mejoras generales en la seguridad de las comunicaciones. A medio plazo podría significar que Facebook abandone su aplicación Messenger y la integre en WhatsApp.

Vía: TechCrunch.