Samsung ha comenzado la feria IFA de Berlín con una buena cantidad de novedades, pero la principal, como éxito de ventas que ha sido, es el sucesor del Galaxy Note 3. En esta ocasión han decidido, para la cuarta iteración, incluir una pantalla de 5,7 pulgadas QHD (2560x1440 píxels) Super AMOLED de colores vibrantes, además de una buena cantidad de otras novedades.

El procesador que incluirá será el Snapdragon 805 para la versión internacional o un Exynos 5 Octa para la versión asiática. Han mejorado la cámara trasera hasta los 16 megapíxels, e incluye estabilizador óptico de imagen además del estabilizador digital, y mejorado el software que le acompaña. La cámara frontal también mejora hasta los 3,7 megapíxels, con apertura f/1.9, mucho mejor para que los usuarios se tomen autorretratos, y se puede pulsar en la pantalla o poner el dedo en el sensor de ritmo cardíaco trasero para disparar la foto.

Galaxy Note 4 llegará en varios colores

El Galaxy Note 4 llega con 32GB de almacenamiento interno, 3GB de RAM y lector de tarjetas microSD de hasta 64 GB, por lo que es un apartado que tiene bien cubierto. También han prometido una reducción del consumo de esta phablet con respecto a la versión anterior de un 7,5% gracias al uso de mejor hardware, por lo que el ligero aumento hasta los 3.220mAh de batería son en realidad de 260 mAh adicionales. Bueno, no será mucho pero algo hará (supongo). Pero mejor aún, se puede cargar desde 0 hasta el 50% de batería en 30 minutos.

El diseño del terminal es también una mejora, ya que cuenta con un marco de metal, como el Galaxy Alpha, además de una cubierta de plástico posterior con una rugosidad de mayor calidad y mejor sensación al tacto. Viene igualmente acompañado de un renovado S Pen, mejor sensibilidad y nuevas capacidades, como poder añadir notas a la pantalla de inicio simplemente escribiendo con él en la pantalla.

En el apartado de sensores incluye lo que ya viene siendo estándar en la gama alta. Además de los clásicos sensores de brújula, proximidad, etc., también incluye el de ritmo cardíaco y lector de huellas dactilares. Este último lo está incluyendo Samsung en todos sus productos ya que son su apuesta a corto plazo por disponer de un sistema de pago por Internet seguro compatible con millones de teléfonos.

Samsung ha optado por cambiar lo suficiente del Galaxy Note 4 para revalidar el éxito de la gama sin llegar a cometer errores que pudieran dar una imagen negativa del producto final. Suficientes mejoras como para añadirle el "4" al nombre del teléfono.

Por último, Samsung también venderá una serie de nuevas fundas para el terminal, como nueva S Cover, una LED Cover (estilo a la Dot View del HTC One M8), y otras creadas por terceros como Montblanc, que además ha presentado una estilográfica que permite escribir en papel y en la pantalla del Galaxy Note 4.