Aunque estemos a unas semanas de conocer posiblemente el Galaxy S5, el negocio de diversificación de Samsung hace que acabe de presentar una nueva edición del Galaxy S4 y Galaxy S4 mini denominada Black Edition. Como el nombre sugiere, es una edición en negro, pero que además viene con la parte trasera con la misma textura semejante al cuero del Galaxy Note 3.

El resto de las especificaciones técnicas se mantienen iguales, con el S4 incluyendo una pantalla de 5 pulgadas y un procesador Snapdragon 800, y el S4 mini una de 4,3 pulgadas y un procesador Snapdragon 400. Una pena que Samsung no haya hecho como Sony y su Xperia Z1 compact, que es la versión mini del Z1 pero con exactamente las mismas características técnicas.

Esta edición se pondrá a la venta en Rusia en marzo por un precio en torno a los 600 euros por el S4 y 450 euros por el S4 mini.

Vía: 9to5Google.