La disputa entre Nintendo y Tomita Technologies por las patentes utilizadas en la tecnología de visión 3D de la consola 3DS ha tenido un nuevo giro poco beneficioso para Nintendo. Una nueva resolución judicial ha indicado que tendrán que pagar un 1,85% de cada consola a Tomita Technologies por el uso de sus patentes, pero tendrá carácter retroactivo.

Nintendo ha vendido hasta la fecha 35 millones de 3DS, así que Tomita Technologies va a conseguir más de 50 millones de dólares con esta decisión. A esta cantidad hay que sumarle los 15 millones de dólares conseguidos por la infracción de patentes, que a principios de 2013 fue establecido en 30 millones pero rebajado el verano pasado.

El jurado desestimó el año pasado las alegaciones de Nintendo de que la descripción de la patente de Tomita Technologies era vaga, ya que había bastante similitudes entre lo descrito en la patente sobre explotación de sistemas 3D y la implementación de Nintendo. Además, Tomita presentó evidencias de haber hablado con Nintendo en 2003 sobre este tema, mostrándoles un prototipo.

Vía: VG 24/7.