Desde hace unas semanas tenemos el nuevo Nexus 5 y lo hemos estado probando al máximo para contaros qué tal funciona el renovado buque insignia de Google. Como sé que llego un poco tarde a analizar este teléfono, me gustaría hacer un análisis un poco diferente (aunque no mucho) de los que nos tiene acostumbrados internet, más centrado en si merece la pena comprarlo basado en mi experiencia personal. Allá vamos.

El 31 de octubre de 2013, después de infinitos rumores e infinitas + 1 falsas fechas de salida, Google puso a la venta en Google Play el Nexus 5, fabricado por LG, en dos versiones: de 16Gb y de 32Gb. El precio es de 349 y 399€ respectivamente.

Lo primero que quiero hacer es recordar las características del móvil, extraídas de Google Play:

  • Sistema operativo
    • Android™ 4.4 (KitKat®)
  • Pantalla
    • Pantalla de 1920x1080 de 4,95 pulgadas (445 ppi)
    • Full HD IPS
    • Cristal Gorilla® Glass 3 de Corning®
  • Cámara
    • Cámara frontal de 1,3 MP
    • Cámara trasera de 8 MP con estabilización de imagen óptica
  • Tamaño
    • 69,17 x 137,84 x 8,59 mm
  • Peso
    • 4,59 oz (130 g)
  • Batería
    • 2.300 mAh
    • Hasta 17 horas en Talk
    • Hasta 300 horas en Standby
    • Tiempo de Internet: hasta 8,5 horas con Wi-Fi, hasta 7 horas con LTE
    • Carga inalámbrica integrada
  • Salida de audio
    • Altavoz integrado
    • Conector de audio estéreo de 3,5 mm
  • CPU
    • Qualcomm Snapdragon™ 800, 2,26 GHz
  • GPU
    • Adreno 330 de 450 MHz
  • Wi-Fi
    • Wi-Fi de doble banda (2.4G/5G) 802.11 a/b/g/n/ac
  • NFC (Android Beam)
  • Bluetooth 4.0 LE
  • Memoria
    • 16GB o 32 GB de almacenamiento interno (la capacidad formateada real será inferior)
    • 2 GB de RAM
Imagen externa

Como véis una gran cantidad de números. Vamos a echarle un ojo a los más importantes por orden.

Pantalla

Se me ocurre una manera de definir la sensación al ver la pantalla del Nexus 5 por primera vez: ¡WOW! De verdad, es una auténtica pasada. Me comentaba un amigo que es increíble que mi movil tenga más resolución en 5 pulgadas que su nuevo portátil de 17. Los colores tienen una calidad increíble y es imposible diferenciar los píxeles (445 ppi) lo que nos da una definición perfecta, que se puede comprobar en los iconos. Además ofrece gran calidad con los ángulos de visión incluso a plena luz del día, quizás ofreciendo demasiada luminosidad, para mi gusto, con el modo automático.

Por otro lado el cristal que cubre dicha pantalla es el ya famoso Gorila Glass 3, que se supone que nos dará una durabilidad importante ante posibles rayaduras que se pueden producir en la vida cotidiana, aunque luego nos podamos llevar alguna sorpresa ante una caída desafortunada (usa funda siempre, es por tu seguridad).

Pero ahora toca hablar de uno de un pequeño punto negro del Nexus: la pantalla es demasiado grande. Bendito problema, ¿verdad? Yo vengo de un móvil de 4 pulgadas y la diferencia es más que notable. Si bien es cierto que en una pantalla grande se puede mostrar más contenido y a la larga es mejor, en ocasiones hay que sujetar el móvil de forma extraña o poco fiable cuando lo estamos manejando con una sola mano. Estaría bien algo intermedio entre las pantallas de 5 y la inamovible ley de Apple de tocar con el pulgar en la esquina superior opuesta.

Hablando de coger el móvil, es una delicia hacerlo. La parte trasera de textura gomosa y curvada en los bordes se adapta perfectamente a tu mano y evita que se deslice fácilmente por la mesa o de la mano, sin llegar a ser adherente. Un detalle malo es que si os sudan un poco más de la cuenta las manos, como es mi caso, vais a tener que limpiar bastantes marcas de dedos en la parte trasera. Los botones son perfectamente accesibles sin dificultad, y sorprende lo delgado (8.59mm) y ligero que es (130g) para el tamaño que tiene. Es algo que no te esperas cuando lo sostienes por primera vez.

Cámara

Cuando se vió por primera vez el Nexus 5 en el famoso vídeo de la presentación de Kit Kat, a nadie dejó indiferente el tamaño del objetivo de la cámara. Presagiaba que iba a ser un elemento a destacar de este nuevo Nexus, y así lo vende Google en su tienda: “Captura los momentos que realmente importan”.

Sin embargo, la realidad es un jarro de agua fría (maldito hype). En estos días he descubierto que las fotos salen movidas a la mínima, en ocasiones tarda en enfocar o directamente no enfoca del todo bien. Este detalle también se aprecia en los vídeos, en los que descubres que alguna vez le cuesta tener enfocada la escena todo el tiempo, y el estabilizador óptico tampoco es que haga milagros.

¡Ojo! Con esto no quiero decir que la cámara sea mala. He sacado fotos muy buenas incluso en condiciones de poca luz, y el modo HDR+ da resultados muy interesantes, sin olvidarnos de que la calidad del vídeo es muy buena. Además, Google ya ha (medio) anunciado que está trabajando en una actualización para la cámara que mejorará el rendimiento general, incluirá el formato RAW (más calidad) y un modo ráfaga, por lo que aún tenemos margen de mejora.

Sin embargo, puesto que existen alternativas mejores en el mercado en cuanto a cámara se refiere, mi consejo es que si para vosotros la calidad de la cámara de un móvil es lo primero, optad por alguna de ellas. Para la gente corriente, el Nexus tiene cámara con una calidad más que suficiente.

Batería

La batería es para mi una parte fundamental de un smartphone. No tener que llevar encima un cargador todo el tiempo va a ser posible con nuestro Nexus. Eso sí, si le damos un uso normal: Whatsapp, fotos, algunas llamadas, un poco de música, acabar con algunos cerdos al Angry Birds… Porque la batería de 2.300 mAh y la tecnología de ahorro de batería de Qualcomm es suficiente, pero no hace milagros. Llegaremos sin problemas al final del día si no está la pantalla todo el día encendida, pero no llegará a un segundo. Por mi parte, podrían haber engordado un poco el terminal y haber añadido la rumoreada batería de 3.000 mAh. ¡Ah! Y no es extraíble, al menos sin tener que desmontar un poquito el teléfono

Por otro lado: Google, ¿qué narices pasa con los servicios de Google Play? Después de la pantalla es lo que más consume del móvil, no creo que la localización, Google Now, etc., deban consumir tanto. Tiene que ponerse a mirar una posible solución a ese elevado consumo, ya que es algo que afecta a todos los androides del mundo.

Altavoz y volumen

Aunque mucha gente se ha quejado del bajo volumen del altavoz del Nexus, de hecho ya existen “mods” de hardware para aumentar el volumen. Para mi gusto ofrece un nivel aceptable para ver vídeos en ambientes normales (nada de manos libres en mitad de los conciertos) y oír música cuando sea necesario. Aunque nunca hubiera venido mal un poco más de potencia, y quizás esté un poco lejos del HTC One y su BoomSound, para un usuario “de a pie” habrá más que de sobra. Y recordad niños: la música en el metro, con auriculares, por favor.

Por otro lado la colocación del altavoz, en la parte inferior del teléfono nos permite apoyar el teléfono en la mesa sin taparlo como es muy habitual en otros móviles, por lo que es un punto a favor del sonido.

CPU y Rendimiento

CPU Qualcomm Snapdragon 800, 2,26 GHz, GPU Adreno 330 de 450 MHz y 2Gb de RAM. Qué nombres y números más bonitos, ¿verdad? Pero, ¿y si os digo que la CPU del Nexus 5 es la mejor del mercado? De hecho, prácticamente todos los tope de gama de las grandes marcas lo incluyen. Podría poner el resultado de cientos de benchmarks, pero creo que es suficiente con decir que VUELA.

No literalmente, pero es lo único que le falta. El Nexus 5 podrá mover cualquier aplicación/juego de aquí a unos años sin ningún problema, aunque quizás con un poco de recalentamiento, pero nada que no sufra cualquier otro teléfono. Por supuesto el rendimiento del teléfono con el sistema operativo es impecable y tiene una fluidez increíble. Las aplicaciones se inician al instante y la navegación es casi instantánea si contamos con la velocidad de conexión adecuada. También ayuda las mejoras de rendimiento que se han incluido en Kit Kat 4.4, pero eso es algo que notaremos más en teléfonos más antiguos. También se nota el buen hacer de la CPU a la hora de interactuar con Google Now, de la que hablaremos más adelante, cosa que debe ser imprescindible para obtener la mejor “experiencia Nexus”.

Resumiendo: el Nexus 5 no tiene nada que envidiar a los otros tope gama en este aspecto, e incluso algunos de ellos incluyen la versión anterior del Snapdragon.

Kit Kat y Google Now

Para terminar, me gustaría comentar qué hay de nuevo en esta versión de Android un poco por encima. Y es que Google ha decidido darles más facilidades (o quitarles excusas) a los fabricantes para actualizar sus teléfonos a Kit Kat, porque este es capaz de funcionar en teléfonos con 512Mb de RAM (teléfonos de hace 3 años) por lo que imaginad cómo se comporta en los últimos modelos.

Google Experience es el nombre del launcher exclusivo de este Nexus 5, que incluye Google Now en el escritorio de la izquierda permanentemente, ese Google Now que nos vigilará sin cesar como el Gran Hermano (he de admitir que aunque muy útil, a veces da un poco de miedo), ya que nos ofrecerá las últimas actualizaciones de las webs que más frecuentamos, qué sitios bonitos hay para visitar, la actualización de la cartelera de nuestro cine más cercano…

Todas estas funciones que ya ofrecía Google Now se han aumentado, y ahora podremos acceder a todas las posibilidades de Google Now con un simple “Ok Google” desde el escritorio principal (sólo en inglés, es algo que a día de hoy sigo sin explicarme) las cuales son increíbles como se puede ver en el vídeo del enlace.

Otra cosa que me encanta de este nuevo Kit Kat es la limpieza de pantalla que supone la transparencia de la barra superior e inferior. Ahora con los iconos en blanco todo da la sensación de mucho más bonito y despejado. Una nueva presentación de los iconos de aplicaciones más grandes, sin posibilidad de ver la previsualización de los widgets (¿por qué lo has quitado, Google?) y la inclusión del modo de pantalla completa que hace que desaparezcan esos molestos botones para poder aprovechar al 100% la maravillosa pantalla del Nexus terminan de bordar este nuevo aspecto de la interfaz

Como detalle personal me gustaría destacar algo que no es novedad en este Nexus pero si lo es para mi: Android Beam. Me parece maravilloso poder compartir cualquier cosa (imágenes, videos, aplicaciones, webs…) con solo juntar dos teléfonos, lo uso cada vez que tengo la ocasión, me parece un inventazo.

En resumen

Nexus 5 es un telefonazo. Tiene puntos negativos: cámara, la batería está bien pero podía ser mejor, algunos dicen que los altavoces… pero quiero recordaros una cosa: 349€ por un teléfono que nos ofrece prácticamente lo mismo que uno de 600€. ¿Acaso hace falta más argumentos? Si ya tenéis un tope de gama o un tope de gama de la generación anterior no creo que necesitéis cambiaros de teléfono. Pero si como era mi caso, que he pasado de mi querido Galaxy S a este Nexus, vuestro móvil empieza a renquear y estáis pensado en cambiarlo por uno que os dure unos cuantos años y no os importa pagar más de 200€ por un señor teléfono, empezad a plantearos seriamente la opción del Nexus 5 y que no os eche para atrás el comprarlo libre y pagar los 350€ directamente en vez de pagar 50€ al mes durante 2 años por un Galaxy S4 (nadie da duros a pesetas)

Puntuación

8.3

sobre 10
Calidad/precio
9
Diseño
7
Batería
8
Cámaras
7
Rendimiento
10
Pantalla
9