Aunque muchos todavía nos preguntemos para qué van a servir las pantallas flexibles en nuestros teléfonos, LG ha anunciado hoy que ya está produciendo en masa este tipo de pantallas. Los rumores indican que en noviembre podría presentar el primer smartphone que contara con este tipo de pantallas.

El aspecto de este teléfono sería el que veis a continuación. Son de tipo OLED, curvadas para que ganen resistencia, de 6 pulgadas y seguramente no estén pensadas para ser utilizadas en nuestros smartphones, sino más bien incluidas en coches, electrodomésticos e incluso en el futuro iWatch de Apple (si hacemos caso de los rumores). Su grosor es de tan solo 0.44 milímetros, por lo que son realmente finas.

Imagen externa

Fuente: LG. Vía: Unwired View.