Tras la presentación esta tarde por parte de Sony de su segundo reloj inteligente, las espectativas estaban muy altas para Samsung ya que es la primera incursión en el terreno de la ropa inteligente que hace la compañía coreana. Con el nombre de Galaxy Gear, el nuevo smartwatch que llegará al mercado antes de final de año

El lugar elegido ha sido el evento Samsung Unpacked 2 celebrado a la vez en pleno Times Square de Nueva York y el escenario de la feria IFA 2013 de Berlín. Un evento que ha empezado con la presentación de otro teléfono de la Samsung que era bastante esperado, Galaxy Note 3, han cambiado entre medias al reloj Galaxy Gear, y han finalizado con el Galaxy Note 10.1. Todos los productos juntos, y también revueltos, porque el director ejecutivo de Samsung, JK Shin, propone una total integración entre los tres dispositivos.

Galaxy Note 3 contará con una pantalla de 5.7 pulgadas SuperAMOLED Full HD (1920x1080 píxels), pesa 168 gramos (2 gramos menos que el Sony Xperia Z1 con pantalla de 5 pulgadas, curioso), viene con un nuevo S Pen, mejoras en el rendimiento de la multitarea real (compartición de pantalla de dos aplicaciones), incluirá el sistema de seguridad Samsung Knox y nuevo sistema LTE categoría 4 con soporte multibandas para su expansión mundial.

Llegará en blanco, negro y rosa (sí, rosa). También llegará con un protector/tapa S View en nueve colores, que dejará a la vista siempre una parte de la pantalla cuando esté cerrada la tapa. Cuenta con 3GB de RAM, procesador a 2.3 GHz de cutro núcleos, cámara de 13 megapíxels (graba vídeos a 1080p a 60 fps o en 4K y estabilizador de imagen), frontal de 1.9 megapíxels y tan solo 8.3 mm de grosor. La batería es de 3.200 mAh.

El software incluye Air Command para acceder a varias aplicaciones sin tocar la pantalla del teléfono, accesibles en cualquier parte de la pantalla: Action Memo (permite escribir datos y luego añadirlos a notas, teléfonos de contacto, etc), Scrapbook (permite organizar información en cualquier parte del teléfono como el navegador), S Finder (una búsqueda más detallada que una búsqueda genérica que podamos realizar en el teléfono mediante Android, como las notas que vayamos tomando) y un nuevo S Note (una de las aplicaciones más usadas por los propietarios de un Galaxy Note).

La multitarea mejorada del Galaxy Note 3 permite ahora abrir dos instancias de una misma aplicación compartiendo pantalla e incluso arrastrar contenido de una a otra. Pen Window permite también dibujar un área de la pantalla en la que se podrá ejecutar una nueva mini aplicación (o también se le podría llamar widget) que flotará por encima del resto del contenido.

Imagen externa
The Verge

Galaxy Gear es el primer reloj inteligente de la compañía. El tamaño y forma es similar al que se filtró hace unos días, pero en esta presentación tiene algunos cambios que lo hacen tener mejor presencia en la muñeca de quien lo lleve (aunque parece muy grande y no queda bien en aquellos con muñecas pequeñas). Tiene una pantalla de 1.63 pulgadas con una resolución de 320x320 píxels, sensores de giróscopo y acelerómetro, y un procesador de un sólo núcleo a 1GHz.

Estará disponible el 25 de septiembre en 149 países del mundo por 299 dólares. Teniendo en cuenta que los relojes inteligentes no son muy vendidos actualmente, la producción inicial podría haberse limitado a 500.000 unidades, tomando de referencia que Pebble ha vendido 275.000 unidades hasta la fecha, convirtiéndose en el verdadero éxito de los relojes inteligentes. Proporciona 25 horas de uso con una sola carga, lo cual parece escaso y poco práctico: ¿otro dispositivo a recargar a diario además de nuestro teléfono?

En el reloj recibiremos notificaciones de llamadas, correos electrónicos, etc., que si sacamos nuestro teléfono en ese momento del bolsillo nos será presentado. Incluye un micrófono para usar comandos de voz o responder a una llamada de teléfono acercando la mano a la cabeza (raro, muy raro). También cuenta con una cámara para tomar fotos que se podrán ver en el propio reloj (para poder fotografiar a quien queramos sin que se de cuenta). Galaxy Gear soportará un amplio catálogo de aplicaciones, aunque por el momento solo son unas pocas decenas. Toda la gama de smartphones Galaxy será compatible con este reloj.

Me parece muy curioso que Samsung crea que el gusto de aquellos que siguen usando relojes pasa por darles múltiples colores entre los que elegir. Es algo bastante más complicado, sobre todo teniendo en cuenta que el reloj es realmente grande, y posiblemente incómodo. Pero siendo una compañía como Samsung y un producto tan específico, pueden permitirse perder unos cientos de millones de dólares en esta primera generación de smartwatches y mejorar con el feedback de los usuarios las próximas generaciones.

The Verge

Galaxy Note 10.1 es la renovación de la tableta de los coreanos que tiene que rivalizar con el iPad. Cuenta con un peso reducido, que llega a los 535 gramos, una pantalla de 10.1 pulgadas con una resolución de 2560 x 1600 píxels, una enorme batería de 8.220 mAh y 7.9 mm de grosor.

Esta tableta no presenta grandes novedades, ya que es muy similar a la Nexus 10 que Samsung fabrica para Google. La principal novedad serían sus 3GB de RAM, un procesador Exynos 5 Octa a 1.9 GHz (cuatro más cuatro núcleos), cámara trasera de 8 megapíxels, frontal de 2 MP y, sobre todo, que se sincroniza con el Galaxy Gear perfectamente mediante Bluetooth 4.0.