Los denominados "feature phone", o teléfonos móviles que sólo sirven para llamar, escuchar música y alguna funcionalidad adicional, están extinguiéndose poco a poco. En 2012 el número de smartphones vendidos respecto a los feature phonessuperó por primera vez el 50 por ciento, y este año se espera que la diferencia aumente más. Pero dentro de los smartphones, ¿cuántos teléfonos low-cost se vendieron el año pasado?

Un estudio llevado a cabo por ABI Research ha puesto esa cifra en un 28 por ciento para los smartphones con un coste inferior a los 250 dólares (unos 200 euros). Su informe también indica que este porcentaje aumentará hasta un 46 por ciento en 2018. Los ingresos de ventas de estos terminales subirán hasta los 788 millones en ese año, y los de gama media hasta los 925 millones (aquellos con un precio entre 250 y 400 dólares).

El segmento low-cost en los smartphones va a sufrir un empujón con la aparición de sistemas operativos HTML5, como Firefox OS, Tizen o Sailfish OS. Es realmente importante este sector de teléfonos baratos ya que en mercados como China, India o África con 3.000 millones de habitantes en total podrían triunfar con unos precios en torno a los 100 euros.