En el mundo de las aplicaciones de correo electrónico parecía que iba a ser imposible inventar algo nuevo, pero Mailbox demuestra que no es así. Su principal característica es que los creadores de la aplicación quieren que tengamos nuestra bandeja de entrada del correo siempre vacía. Antes de ver la forma de conseguirlo, hablemos un poco de Mailbox.

Descargar Mailbox para iOS.

Actualmente está disponible para iOS, y permite gestionar nuestra cuenta de Gmail. Con el paso del tiempo es de suponer que permitirán manejar otras cuentas de correo y sistemas operativos, pero de momento la limitación se debe a restricciones técnicas en sus equipos. Han intentado asegurar el buen funcionamiento de la aplicación desde el día en que la lanzaron creando un sistema de reservas en el que van abriéndose huecos poco a poco.

Al instalar la aplicación veréis los usuarios que tenéis por delante para ser capaces de utilizarla, y los que se van registrando por detrás. Ahora mismo hay unos 700.000 usuarios en la lista de espera, motivado a que para dar su servicio, Mailbox necesita gestionar nuestro correo desde los servidores de la compañía.

¿Para qué necesitan esto? Pues ya entrando en la forma de conseguir que nuestra bandeja de correo esté siempre vacía, la aplicación permite temporizar cuándo queremos que un correo vuelva a la bandeja de entrada. Esa información temporal se almacena en sus servidores, y cuando llegue el momento de devolver un correo a la bandeja de entrada, lo pasarán a él. Es por eso que, para que aguanten y se aseguren de que todo funciona bien, no pueden dejar utilizar la aplicación a una marea de usuarios desde el primer momento, ya que el servicio es gratuito. Y todo sabemos lo mucho que nos gustan las cosas gratis. También esta arquitectura de la aplicación permite que recibamos notificaciones Push de los nuevos correos que lleguen.

Para nuestro trabajo y día a día es de lo más útil. ¿Tenéis que preparar documentos un poco antes de una reunión? Temporizad el correo con la información a recabar unas pocas horas antes de la misma. ¿Comprar un regalo de cumpleaños con ideas que han dado otros amigos? Aplaza ese correo hasta el sábado por la tarde que puedas ir a realizar las compras.

De esta forma la bandeja de entrada sólo tendrá los correos que vayamos a leer en el momento, o que realmente necesitemos. Es un sistema de recordatorio bastante mejor que el estar viendo decenas de correo en la bandeja de entrada, que a la postre no prestamos la más mínima atención. A partir de ahora, todos los correos que nos lleguen podremos tratarlos a su debido tiempo.

La aplicación permite otra serie de opciones, como crear listas en las que guardar los correos, archivarlos o borrarlos. La creación de mensajes nuevos tiene una pega en contra y es que no se puede escribir en modo apaisado, por lo que escribir correos largos en el iPhone es un poco lento.

En cuanto a usabilidad, sinceramente sobresale por encima de la demás aplicaciones de su género. Con un desplazamiento corto a la derecha archivaremos un mensaje, con uno largo lo borramos; con un desaplazamiento corto a la izquierda establecemos una fecha para que vuelva a la bandeja de entrada, y con uno largo lo añadiremos a una lista desapareciendo de la bandeja de entrada también. Muy fácil de usar.

Por supuesto cuenta con una mínima cantidad de opciones interesantes, como por ejemplo qué entendemos por "aplazar a más tarde", que por defecto son 3 horas después en el día, pero podríamos decir que sean 1 ó 2 horas, por ejemplo, o cuándo empezamos nuestro día para cuando aplacemos correos al día siguiente. También podemos configurar varias cuentas de Gmail, y verlas todas en una bandeja de entrada unificada o cada una por separado.

Conclusiones

Ahora mismo estoy deseando que saquen muy pronto esta aplicación para OS X. La necesito. Cada vez que estoy delante del ordenador y llega algo a la bandeja de entrada que necesita ser aplazado, echo mano del móvil, algo que teniendo en cuenta que trabajo la mayor parte del día delante de un ordenador no era realmente necesario. Hasta ahora.

Toda la comunicación que se envíe y recibe a través de los servidores de Mailbox se hace encriptada, así que por ese lado podemos estar un poco tranquilos (o todo lo que se pueda estar hoy en día con los servicios en Internet, sea de quien sean). La aplicación es gratuita, pero más adelante añadirán algún tipo de servicio Premium con el que hacer dinero para que el proyecto siga funcionando.

Veremos hacia dónde van los desarrolladores, pero el producto es muy sólido. Tiene quizás una carencia de opciones, u opciones de usabilidad que ya tenía Sparrow (la mejor aplicación de correo para móvil... después de esta, aunque no por mucho). Puesto que Google adquirió Sparrow y la han dejado de mejorar, necesitábamos una alternativa sólida para iOS. Y aquí la tenemos ya, aunque le falta unas cuentas funcionalidades que seguro irán añadiendo.

PD: aunque aseguran que está la aplicación en español, me la ha instalado en inglés y no veo cómo cambiarlo. Tocará pedir ayuda al soporte de Mailbox.

Puntuación

9.0

sobre 10