Gestores de correo para Mac hay muchos, pero uno de los mejores es Sparrow por su comodidad y sencillez, pero a la vez potencia. Es el que uso siempre y, desde hace un par de semanas, está disponible también en iPhone, aunque con algunas limitaciones.

Las principales, y vayan los defectos de la aplicación por delante, es que no permite descarga de mensajes por Push, y no se pueden configurar cuentas que no sean IMAP. Dicho esto, Sparrow es un gran cliente de correo para iPhone, y que ha pasado a ser el que uso en el día a día (uso Gmail y nunca tengo activado el Push en casi ninguna aplicación para ahorrar batería).

Qué nos ofrece Sparrow para iPhone

Una vez que empiezas a usarlo te olvidas rápidamente de la aplicación de Apple para el correo, y no sin motivos. Entre sus características tenemos:

  • Buzón de entrada unificado entre las distintas cuentas que tengamos configuradas (aunque se puede consultar cada buzón por separado).
  • Se puede configurar con la cuenta de Facebook para que coja la foto de perfil de nuestros contactos (algo que ya tenía en Mac).
  • Se maneja prácticamente todo con un barrido de dedo, apretando o apretando y dejando pulsado. Sencillísimo de utilizar.
  • Resumen de todos los mensajes de una conversación para navegar rápidamente entre mensajes.
  • Si queremos pasar de mensaje en una conversación, solo tenemos que hacer scroll hacia arriba o hacia abajo y pasaremos al siguiente o anterior.

Y así podría seguir toda la tarde, pero es recomendable verlo por uno mismo. Otra de las opciones que más me ha llamado la atención es que pulsando sobre el título de la ventana nos desplazaremos entre buzones, así que la navegación entre ellos es mucho más rápido de lo normal.

En la zona inferior derecha de la pantalla tendremos siempre visible el icono de escribir un nuevo mensaje (si estamos en un buzón) o de mostrar más opciones (si estamos viendo un mensaje). Estas opciones adicionales son: reenviar, marcar como favoritos, archivar o borrar. Todo muy cómodo y accesible. El de responder, que usaremos más a menudo, está directamente arriba a la derecha en la barra del mensaje. Como ya he dicho, si pulsamos en el número de mensaje veremos un listado de los mensajes que componen la conversación en curso. También veremos en la información de título y fecha del mensaje un círculo que nos indicará si queremos marcar como leído o no el mensaje.

Estando en un buzón, si pasamos el dedo hacia la izquierda nos mostrará más opciones sobre esa conversación (responder, favoritos, etiquetas, archivar y borrar). Podremos configurar en las opciones que al etiquetar también se archive, algo que me ha parecido siempre bastante útil para eliminar mensajes del buzón de entrada.

Si estando en el buzón desplazamos hacia la derecha, mostraremos los buzones de la cuenta, y si volvemos a desplazar, todas las cuentas configuradas así como los botones de configurar la aplicación y de añadir y editar cuentas. Todo muy accesible y práctico.

Las opciones de configuración son las normales en estos casos: responder siempre a todos o no, invertir el orden de desplazarnos por una conversación, conectar con Facebook para coger las imágenes de perfil, etc.

Para escribir mensajes, accederá a nuestra libreta de direcciones y podremos seleccionar de forma cómoda a quién enviarle adjunto y quién como oculto. Tras seleccionar los destinatarios (que podremos cambiar en cualquier momento), podremos escribir el título y cuerpo del mensaje, así como añadir adjuntos.

El problema del Push

El motivo por el que no dispone de Push es porque Apple no permite el acceso a esa API desde aplicaciones externas, y muchas de las aplicaciones para iOS lo que hacen es meter servidores por medio para descargar la información y luego enviarla a los dispositivos. Pero eso requiere una infraestructura que el creador de esta aplicación no se puede permitir, así que la opción es solicitar a Apple que reconsidere su postura.

Conclusión

Por el precio que tiene en la App Store, 2,99 €, se puede decir que si puedes vivir con sus desventajas (sólo tiene IMAP y no tiene Push) es la mejor aplicación para gestión de correo que hay ahora mismo para iPhone. El diseño y desarrollo de la aplicación se nota que está muy cuidada, muy pensada, y no es un producto que hayan hecho a la ligera para intentar entrar en la App Store cuanto antes. La única pega que podría encontrar es que no tiene una opción de "deshacer" para cuando me equivoco al archivar un mensaje o al llevar a cabo alguna acción similar.

Aunque le falla algunas cosas (como poder escribir y ver mensajes en modo paisaje) no tengo dudas de que las meterán muy pronto y que mejorará hasta donde Apple les deje. La mejor App de gestión de correo con diferencia que jamás haya visto.

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • Una historia sólida a manos de uno de los mejores profesionales del medio, haciendo el tipo de historias que le gustan.

Lo peor

Calidad/precio
8
Diseño
8
Batería
8
Rendimiento
10
Pantalla
10
Cámaras
10