El Mobile World Congress de Barcelona empieza a calentar motores con los primeros productos anunciados por Samsung, incluido el esperadísimo Galaxy Note 8.0. A parte de una pantalla de 8 pulgadas, el nuevo tableta de la firma coreana cuenta con algunas novedades en cuanto a su software, pero sobre todo viene con un S Pen mejorado.

Primero veamos sus especificaciones: procesador de cuatro núcleos Exynos 4 Quad a 1.6 GHz, 2GB de RAM, 16/32GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD de hasta 64GB, cámara trasera de 5 megapíxels capaz de grabar en Full HD, frontal de 1.3 megapíxels, Bluetooth 4.0, USB 2.0, WiFi 802.11 a/b/g/n en la de 2.4GHz y 802.11 n en la de 5 GHz. La pantalla de 8 pulgadas cuenta con una resolución de 1280x800 píxels, y tiene una batería de 4.600 mAh de capacidad. Cuenta con botones físicos, alejándose del estándar de Google de no incluirlos. Vendrá con Android 4.1.2 Jelly Bean preinstalado.

Como decía, viene con un stylus S Pen que se guarda dentro de la tableta, que es realmente el punto diferenciador con respecto a otras de su especie (como el Nexus 7 o el iPad mini), ya que también permite "pulsar" los botones físicos sin realmente llegar a tocarlos. El stylus se podrá usar para navegar por el sistema operativo, como no podía ser de otra forma, marcando en la pantalla la posición del mismo y tras un corto espacio de tiempo haría la pulsación de lo que haya en ese punto, como si estuviéramos manejándolo con nuestro dedo.

En el terreno de las aplicaciones viene con S Note y Air View, para tomar notas rápidamente con el stylus, y el software que ya puso de moda el Galaxy Note II: Page Buddy, Dual View (multiventanas), Pop Up Play... También llega con Smart Remote, una guía de programación de la televisión con capacidades de mando a distancia. Y por supuesto, cuenta con la capa de personalización TouchWiz UX.

Con estas características el precio que se rumoreó que tendría de cerca de 350 euros podría estar más que justificado (sobre todo por el Stylus). Saldrá a la venta en el segundo trimestre en Europa, pero llegará con posibilidad de conexión 3G y LTE, así que no sería raro ver cómo alguien lo usa como teléfono (o más bien como zapatófono).

Vía EnGadget.