Uno de los puntos más discutidos de Windows 8 es su nueva interfaz Modern UI. Mucha gente está perdida sin ver su escritorio y menú de inicio de toda la vida nada más arrancarlo, aunque a estas alturas en la evolución de los sistemas operativos parece algo que huele a antiguo. Pero el escritorio sigue donde siempre, y el menú de inicio ha sido sustituido por la nueva interfaz que sirve para anclar todas nuestras aplicaciones más usadas.

Sí que es cierto que en algunos momentos Windows 8 es poco intuitivo si no te lo explican (como la primera vez que mucha gente usó Windows 98), pero el botón de inicio es algo que la gente echa de menos. Por eso hay programas como el de Pokki que nos lo traen de vuelta junto con algunos añadidos que no están nada mal.

Ayer anunciaron que ya había tenido 1.5 millones de descargas. Sobre una base de ventas estimadas por Microsoft de 60 millones de licencias de Windows 8, no está nada mal. Lo bueno de este botón de inicio es que nos permite, además, configurarlo. Y para los que no les guste que arranque el ordenador directamente a la Modern UI, pueden configurarlo para que muestre el escritorio al principio (algo que hace por defecto).

Descargar Pokki.

Yo ya después de unos meses de uso de Windows 8 ya me he acostumbrado a la comodidad de ver el estado de mi correo, mensajes de redes sociales o Skype nada más arrancar Windows de un vistazo, pero para aquellos que les guste más ver el escritorio, ahí queda la opción de Pokki.

Pokki también viene con una tienda de aplicaciones en la que podremos descargarnos versiones de Gmail, Facebook y otras, de forma gratuita, para el escritorio basadas en la interfaz web. De esta forma evitamos tener que abrir el navegador, algo que me resulta muy útil. Una vez instalado, Pokki aparecerá como una bellota en vez de el icono tradicional de Windows, aunque este icono me gusta bastante más. Pulsando con el botón derecho sobre él aparecerá un desplegable en el que podremos elegir ir a la configuración de este nuevo menú de inicio.

Una cosa positiva que le veo es que de entrada tienes el botón de apagado más accesible que el de Windows 8 (que hay que irse a los charms, darle a opciones, luego a reiniciar/apagar, y luego en el desplegable a apagar; es el punto que no me gusta del sistema operativo y que puede desesperar a más de uno). Pero hay formas de crear accesos directos al comando de apagar, que se puede poner en el Modern UI o en el escritorio.

A favor: disponer del menú de inicio de nuevo. Poder configurar cómo queremos arrancar el ordenador. En general, personalización.

En contra: posiblemente este tipo de aplicaciones haga que mucha gente pierda la cantidad de información que proporciona Modern UI nada más arrancar: mensajes de correo que tenemos, mensajes de Facbeook, videollamadas, las últimas noticias, etc. Es una pena, porque es lo mejor de Windows 8 y que muchos no le están dando la debida oportunidad.