Ya han pasado diez años desde que la primera película de Marvel Studios, Iron Man, fuera estrenada con un rotundo éxito. En este tiempo, Marvel Studios ha ido construyendo un universo propio en el cine, de la misma manera que Marvel Comics hizo en sus publicaciones a primeros de los años 60. La culminación de las historias que ha ido tejiendo estos años el estudio ha comenzado este año con Los Vengadores: La guerra del Infinito, y finalizará el año que viene, con la cuarta entrega de los Héroes Más Poderosos de la Tierra.

Desde este fin de semana, La guerra del Infinito, cuenta con una nueva marca en su haber, la de película de superhéroes más taquillera de la historia. El estreno en China el pasado viernes ha impulsado los resultados de la cinta en los últimos tres días, obteniendo 200 millones de dólares en el país, superando los ingresos de La era de Ultrón. La recaudación total del fin de semana en todo el mundo se estima en los 343 millones de dólares, lo que ha impulsado la recaudación total acumulada a los 1606 millones de dólares.

Con estos resultados, la película está cada vez más cerca de alcanzar los 2000 millones de dólares. Por comparación, Warner solo ha conseguido recaudar 657 millones de dólares en todo el mundo con la Liga de la Justicia, mientras que la Universal, aunque recaudó un poco más de 400 millones con la nueva versión de La Momia —el primer intento de hacer una franquicia de superhéroes pero con seres sobrenaturales—, fue un desastre, poniendo de acuerdo a público y crítica en que era una de las peores película de 2017.

Aunque pueda estar cada vez más cerca la explosión de la burbuja del cine de superhéroes, aún le quedan a este género unos cuantos cientos de millones de dólares por recaudar. Hasta entonces, Marvel Studios y su propietaria, Disney, seguirán engordando la cuenta de resultados, empleando, en su mayoría, personajes de segunda fila de la editorial.

Vía: Box Office Mojo.