Netflix le está cogiendo el gusto a producir series de anime, y tras el éxito agridulce de la primera temporada de Castlevania, ha decidido renovarla por una segunda temporada. Digo que es agridulce porque solo cuenta con cuatro episodios, por lo que si la hubieran publicado como película de 90 min tampoco habría pasado nada.

Pero los fanes de la franquicia están de enhorabuena, porque también han confirmado que esa segunda temporada tendrá el doble de episodios. Ocho episodios de 23 minutos que, si tienen la calidad de la primera temporada, pondrán las bases de una tercera temporada.

La serie ha recibido muy buenas críticas de público, alcanzando un 88 % en Rotten Tomatoes, aunque desde que vi que El despertar de la fuerza tenía un 89 % no tengo mucho en cuenta sus puntuaciones.

Vía: VG24/7.