Cuando Steve Rogers volvió a ponerse el traje del Capitán América, algo motivado por la película sobre el personaje del pasado verano, no quedaba muy claro qué iba a pasar con algún personaje importante.

Tras Fear Itself parecía que todo había llegado a su fin para Bucky. Sin embargo, Ed Brubaker se resiste a dejar marchar a su creación y, tras verse en una de las secuelas de Fear Itself qué sucede con este personaje, parece que Marvel ha dado vía libre para que siga contando su historia.

En general, se nota desde el principio que el número forma parte de una historia más amplia. La desarrolla como una trama de espías, de esas que Brubaker ha sabido contar en la serie del Capitán América, vinculándola al pasado como agente soviético del personaje. En algunos puntos recuerda a las película "Teléfono" o "El Cuarto Protocolo", algo inevitable para quien guste del género de espionaje de la época de la guerra fría, marco histórico muy importante en la serie. Brubaker teje una historia que anima a seguir leyendo, desarrollando a los protagonistas de la misma, el Soldado de Invierno y la Viuda Negra, y su relación. También se nota que desea comenzar a atar algún cabo suelto, pero sintiéndose que todavía queda mucho por contar sobre qué hizo Bucky antes de recuperar su memoria. En general, promete que puede ser una buena serie, manteniendo el listón alto desde la última historia en solitario de este personaje, Gulag, sobre todo con el magnífico continuará con el que concluye el número.

En cuanto al dibujo, los lápices de Butch Guice dan un toque muy adecuado a la historia, creándo una atmósfera de paranoia y desasosiego muy parecida a lo que uno esperaría ver en una película, algo en lo que ayuda, y mucho, la colorista Bettie Breitweiser.

Las 22 páginas de este número saben a poco. Así pues, habrá que esperar al mes que viene para ver si estamos realmente ante otro "must read".

Valoración:8.5/10

    • Winter Soldier #1

    • Guión: Ed Brubaker

  • Dibujo: Butch Guice

Puntuación

8.5

sobre 10