Ya tenemos el número 678 de The Amazing Spider-man, segundo y último por este mes de esta serie, publicado el 18 de enero. Al igual que el número anterior, que fue escrito por Mark Waid y se trataba de un crossover con Daredevil #8, tenemos otra historia de transición por parte de Dan Slott antes de la siguiente saga, conmemorativa con seguridad de los 50 años del personaje.

En este número Spiderman debe enfrentarse a una catástrofe de la que ignora cuándo y dónde se va a producir. Ayudado por un compañero de Peter en Horizon Labs, va dando saltos por media ciudad, intentándo descubrir en qué puede marcar la diferencia. Dar más detalles sería directamente reventar la historia al lector de ésta página.

En cuanto a los autores, el guión de Slott es muy sólido, creando expectación página a página, con una introducción de la historia muy cuidada, en la que va introduciendo guiños al lector veterano, junto con algunos diálogos y conceptos buenos, como "Hacer un Von Muerte". Humberto Ramos al dibujo se encuentra cada vez más cómodo en la serie, teniendo el reto de tener que dibujar escenas de lo más cotidiano en un número orientado al suspense más que a la acción.

Para terminar, aunque lleno de virtudes, creo que siendo la primera parte de dos Slott debería haber apostado por un número único ya que, a menos que el siguiente contenga un momento totalmente OMG que dé un vuelco a la serie, está claro que Spiderman salvará el día. Ésto hubiera supuesto un reto narrativo importante y podría demostrar que mantiene el nivel que demostró para ello dos números atrás. Aún así, sigue siendo lo mejor que Marvel ha publicado esta semana. Lo siento por Mark Waid y el número 8 de su Daredevil.

Nota: 8,5/10.

Puntuación

8.5

sobre 10