Blizzard ha estado en los últimos años persiguiendo a los servidores piratas de World of Warcraft que ejecutaban la versión base del juego. Posteriormente se descubrió que en la práctica Blizzard iba a poner en marcha World of Warcraft Classic con dicha versión, aunque con algunas mejoras a nivel de motor gráfico, pero el sistema de juego lo iban a dejar prácticamente intacto. Finalmente han anunciado que esa versión estará disponible a partir del 27 de agosto en Europa y el 26 de agosto en América.

Los suscriptores de World of Warcraft podrán acceder a él sin coste adicional, y se encontrarán el juego tal y como estaba en la actualización Tambores de guerra (parche 1.12.0) del 22 de agosto de 2006. Aquello fueron tiempos muy duros pero muy gratificantes para los jugadores, sin ninguna de las comodidades que tiene ahora el juego, como buscador de bandas y mazmorras, y un sinfín de otras. Vamos, que por no tener no tiene ni indicaciones de dónde hay que completar las misiones —y por aquel tiempo se usaba Thottbot en lugar de Wowhead.

Antes del lanzamiento público habrá una beta cerrada para la cual Blizzard está enviando invitaciones al azar a jugadores, y esta beta cerrada empieza el 15 de mayo.

Por otro lado, Blizzard pondrá a la venta el 8 de octubre una edición de coleccionista del 15 Aniversario de World of Warcraft con 30 días de juego, una figura de Ragnaros de 25 cm, un pin de la cabeza de Onyxia, una alfombrilla de ratón con el mapa de Azeroth y varios bienes digitales para el juego. Esta edición costará 100 euros.

Vía: EnGadget.