Microsoft sigue expandiendo su gama de periféricos para la Xbox One, que también sirven para Windows como el mando. Para los que quieran un par de modelos distintos, la compañía los va a poner a la venta de aquí a octubre. El primero de ellos es una versión translúcida blanco y negro, que deja ver el interior sobre todo de la parte superior del mismo.

Le da un buen aspecto, o al menos bastante gracioso al ver el interior y la mecánica que lleva el mando. En realidad, el degradado lo define Microsoft como que va de transparente hasta «un impactante oro champán metálico». Si Microsoft lo dice, será verdad. Los botones de acción tienen la inscripción en color gris claro, con el botón en sí en negro, si bien pone el color en una estrella en el centro de ellos. La cruceta llega en gris. Este modelo se pone a la venta el 11 de septiembre por 64.99 euros.

63551 bytes 48612 bytes 49516 bytes 40512 bytes

El otro modelo es uno que llega en una combinación más llamativa. La parte trasera es de color azul celeste, con la parte superior gris claro, y el resto del mando es gris oscuro. Al igual que el otro modelo, tiene conectividad Bluetooth, así como un conector de audio de 3.5 mm. En este caso todos los botones frontales tienen el mismo color gris oscuro. Este modelo llega el 9 de octubre por 69.99 euros.

38775 bytes 50604 bytes 48739 bytes 36391 bytes

Vía: EnGadget.