Las microtransacciones son tan bienvenidas como odiadas por los jugadores, dependiendo de cómo se implementen en los juegos. Si es en la línea inicial del pagar para ganar de Star Wars Battlefront 2, ciertamente no van a sentar nada bien. Pero en juegos gratuitos que aporten ciertas ventajas como más ranuras de inventario o equipo cosmético, tampoco hay nada de malo —y los desarrolladores necesitan comer—. Pero si hay una empresa que sabe mucho de microtransacciones, esa es Activision Blizzard.

La compañía ha publicado sus resultados financieros del último trimestre de 2017, así como el resumen de todo 2017, con algunos datos que se pueden calificar al menos de curiosos. En el T4 ingreso 2043 millones de dólares, elevando los ingresos del año a 7017 M$ y unos beneficios totales de 1309 M$.

Entre ambas compañías han tenido 385 millones de usuarios mensuales activos, teniendo en cuenta que poseen King, la desarroladora de Candy Crush entre otros juegos gratuitos con microtransacciones. 290 millones de usuarios proceden de este estudio, 55 M para Activision y 40 M son de Blizzard.

En concepto de estos micropagos —tanto objetos como la compra de los DLC o similar, siempre dentro del juego—, ha ingresado más de 4000 millones de dólares, 2000 M$ de King y 2000 M$ procedentes de PC y consolas. Overwatch está vendiéndose igual de bien, Call of Duty: WW2 ha sido un buen éxito para la compañía, y Destiny 2 se ha vendido bien aunque con bastantes polémicas, además de que ha significado la llegada a Windows de la franquicia.

Fuente: Activision Blizzard. Vía: VG24/7.