Los deportes electrónicos mueven actualmente mucho dinero, y Overwatch es uno de las grandes revelaciones del panorama actual. Como cualquier otro producto de Blizzard, la atención al detalle en su jugabilidad y la continua actualización de contenido ha llevado a desplazar a League of Legends y otros juegos de los preferidos por los parroquianos de los cibercafés. Actualmente tiene 25 millones de jugadores.

Como cualquier otro negocio que mueve muchísimo dinero por enfrentamientos, no está ni estará exento de aquellos que quieren lucrarse fácilmente amañando partidas. La policía de Corea del Sur, y específicamente del ciberburó de la policía local de Gyenoggi Bukbu, al norte de Seúl, ha imputado un cargo por injerencia en relaciones contractuales —amañar partidas va en contra del contrato que firman los jugadores— al entrenador y al representante de un grupo de esports local.

El canal OGN ha vetado a Luminous Solar así como a su entrenador y representante, Jin Seok-hoon y Baek Min-hen, por ofrecer patrocinio al equipo UnLimited a cambio de perder un encuentro que tenían el pasado mes de febrero. También usaron un certificado médico falso para intentar sustituir a última hora a un jugador de Luminous Solar. OGN ha vetado durante una temporada a un jugador de UnLimited por acceder al amaño.