Las necesidades de Google en lo relativo a centros de datos no hacen más que crecer. No sólo la compañía está construyendo nuevos emplazamientos fuera de Estados Unidos, sino que también en esta buscado otros dentro de este país.

La compañía acaba de adquirir una parcela de 4,9 kilómetros cuadrados en Reno, Nevada, un poco más al sur de la Gigafactoría de Tesla, en el Tahoe Reno Industrial Center. El monto total que ha pagado la empresa es de 29,1 millones de dólares.

El propósito de la compañía de Mountain View es el de construir un nuevo centro de datos en un parque industrial en el que, a parte de Tesla, hay más de 100 compañías, como Walmart o Home Depot.

Vía: 9to5Google.