Una vez pasadas las ofertas de otoño de Steam y a la espera de las de invierno, que empezarán en torno al día 21 de este mes, Valve ha querido presentar una nueva característica de su servicio de plataforma digital de videojuegos. Se trata de un competidor directo de Twitch: un servicio de retransmisión en directo de videojuegos a través de su cliente de Windows, OS X y Linux.

Con Steam Broadcasting a partir de ahora, si un amigo nuestro tiene activado el broadcasting, podremos con un click ver la partida que está jugando, instante en el que comenzará la retransmisión desde su equipo. En cuanto abandonen todos los espectadores o se cierre el juego, la retransmisión se detendrá automáticamente.

Amazon adquirió Twitch por cerca de 1.000 millones durante el verano y desde entonces no ha habido movimientos en el terreno del streaming de partidas en tiempo real. La política de añadir una característica tras otra al cliente de Steam lo está convirtiendo en la plataforma ideal de videojuegos, muy a pesar de sus competidores como Origin.

El servicio está actualmente en beta, y aquellos que están suscritos a probar las versiones beta del cliente de Steam pueden empezar a utilizarlo. La retransmisión de partidas se pueden ver desde Chrome y Safari, además de en el propio cliente de Steam.