El juego Icewind Dale Enhanced Edition ha llegado por fin. La revisión del juego de hace 14 años está disponible desde hace unos días, primero en Steam (PC, Mac, Linux), como para dispositivos móviles Android e iOS. Sin embargo, la versión para los terminales y tabletas Apple se ha retrasado por la presencia de lo que consideraban contenido controvertido en una de las animaciones. No obstante, desde hace un par de días ya se encuentra en la App Store, tras haber sido reenviado el juego este pasado lunes. El proceso ha sido bastante rápido en esta ocasión.

Beamdog, el estudio detrás de esta versión mejorada, ha hecho un trabajo estupendo. No sólo ha incluido la expansiones con las que contó el juego original, Heart of Winter, sino que también se incluye el pack para esta expansión ‘Trials of the Luremaster’. Pero aquí no acaba el contenido del juego, pues material que se quedó hace quince años en la mesa de diseño ha sido reincorporado al juego. En esta revisión del juego ha pesado mucho la labor de los modders que no han cejado en seguir mejorando y ampliando el contenido de un juego de auténtico culto.

Geektopía

¿Qué podemos encontrar en este juego? Pues más o menos lo mismo que nos encontramos en las dos entregas remozadas de Baldur’s Gate, mejoras técnicas y de jugabilidad de esta versión, con especial hincapié en la adaptación de la interfaz de juego a las pantallas táctiles en el caso de tabletas y móviles. Muy fácil de usar e intuitivo. A nivel de reglas sigue empleando la Segunda Edición del AD&D. A pesar de algunos problemas que estas reglas tenían, para muchos siguen siendo superiores a las de 3ª y 4ª; buena prueba de ello es que en la Quinta Edición los diseñadores de Hasbro han incorporado reglas claramente influenciadas por ella. No obstante, estas reglas son sencillas y funcionan muy bien en un ordenador.

Una de los aspectos más interesantes del juego es que te permite crear tu propio grupo de aventureros, algo que contrasta con los Baldur’s Gate, en los cuales sólo creabas al protagonista, teniendo que reclutar al resto. Esto permite que los jugadores creen el grupo que más se adecue a su estilo de juego, combinando razas y las clases permitidas para cada una a gusto del jugador.

Como añadidos, podemos encontrar la incorporación de Bárbaros, Monjes al juego, así como la posibilidad de usar kits en algunas profesiones. También se han incorporado los semiorcos como clase de personaje (¡y la posibilidad de tener Guerreros con Fuerza 19!). Por el lado malo, el jugador no puede cambiar de acompañantes en toda la aventura, así que conviene tener un equipo bien preparado físicamente. Como consejo, se debería llevar al menos un personaje de cada profesión básica: un guerrero, un mago, un ladrón y un clérigo. El resto, cuanta más potencia de fuego, mejor.

Geektopía

Un punto positivo de la edición es que la versión de la tienda española está localizada. Los diálogos de los personajes están doblados, aunque no todos los videos animados. Una pena en esto último. Sin embargo, tiene un pequeño fallo en el apartado de creación de personajes, y es que cuando se va a introducir el nombre del mismo o a guardarlo (si se está pre-generando), el teclado virtual desplaza la pantalla, no permitiendo ver bien lo que se hace.

Otro aspecto que puede ser negativo para muchos jugadores, y por comparación con los dos predecesores, es que el juego está orientado al combate, existiendo mucha menos investigación y desarrollo de personajes durante el juego. Es un “dungeon crawl” en toda regla, yendo de dungeon a dungeon reventando todo lo que se encuentre por el camino.

Como aliciente, los tesoros son aleatorios, al contrario que en el Baldar’s Gate, en los que encontrabas siempre lo mismo. Obviamente esto no es un problema para los jugadores que gusten del “saja-raja” y el saqueo, pero a quienes se vieran atraídos por la complejidad de la historia de los dos Baldur’s Gate pueden quedar un poco decepcionados.

Hay otra cosa que se hecha una cosa de menos, y es que en las versiones extendidas del Baldur’s Gate había PNJs nuevos, que llevaban aparejadas nuevas zonas y misiones para explorar; en Icewind Dale no los hay. Una pena, pero aún así sigue siendo un buen juego. Además, para compensar, ahora hay un modo historia en el juego, que pone las cosas más fáciles a los jugadores, pero que permite no quedar eliminado durante el juego. Una cosa por otra.

¿Merece la pena? Sin duda. Ademas, el precio es competitivo. En dispositivos móviles es mucho más barato que los Baldur’s Gate, aunque ahora hay disponible un combo con ambos por 17,99 euros. Por 8,99 euros para móviles y 19,99 euros para ordenadores personales, no es una mala compra.

Puntuación

8.0

sobre 10

Lo mejor

  • Juego completo con expansiones y contenido restaurado.

Lo peor

  • Nulo desarrollo de personajes y trama orientada principalmente al combate.