Uno de los secretos mejor guardados de Sony desde abril era el número de consolas PlayStation 4 que llevaba vendidas desde su lanzamiento el pasado noviembre. Ese misterio lo estaban dejando para desvelarlo en la Gamescom de Alemania, aunque en la presentación de resultados de Sony del segundo trimestre ya habían dejado claro que las ventas avanzaban a toda vela.

Sony ha dado una cifra bastante redonda: 10 millones de PS4 vendidas hasta el momento y que están siendo disfrutadas por sus dueños en sus casas. Un nuevo motivo de alegría para Kaz Hirai, aunque la compañía está en proceso de aligerar peso y reducir gastos (como el reciente cierre de su sección de ebooks). En seis meses la PS4 ya se ha convertido en un producto rentable, a diferencia de la PS3 que necesitó tres años.

Hirai también espera que la compañía llegue a vender 10 millones de PS4 en su actual año fiscal 2015, que va de abril de este año a marzo de 2015. Teniendo en cuenta que las ventas de la Xbox One no han sido hechas oficiales, se calcula de manera oficiosa que están en unas 6,5 millones. Bastante menos que la PS4, pero que Microsoft con sus últimos movimientos quiere dar la vuelta a la tortilla.