Los fans de la serie XCOM quedamos encantados con la versión del año pasado, XCOM: Enemy Unknown. Pero con el lanzamiento del nuevo DLC que lleva por título XCOM: Enemy Within, volveremos a engancharnos delante del ordenador para jugar nuevas partidas durante horas y horas.

Enemy Within: nuevos retos

El título de "El enemigo interior" no es para nada aleatorio y muestra muy bien parte de lo que nos ofrece este DLC por los 29,99 euros que cuesta: modificaciones genéticas y cibernéticas de nuestros soldados. Ambas son posibles gracias a un nuevo elemento denominado Mezcla que podremos encontrar en las misiones. Aunque nos pondrán dos contenedores de dicho elemento en puntos aleatorios del mapa, sólo dispondremos de un número determinado (e igualmente aleatorio) de turnos para acercarnos a ellos y recoger su contenido antes de que se autodestruyan.

Geektopía

Una vez que hayamos investigado en el laboratorio la Mezcla, dispondremos de dos nuevas instalaciones: Laboratorio de Genética y Taller de Cibiernética. Podremos enviar a cualquiera de ellos a nuestros soldados para que reciban sus modificaciones (que tardarán 3 días en completarse), pero en el caso de la cibernética lo que hará es que se convierta en la nueva clase de personaje de Soldado CEM, con su propio árbol de habilidades.

Entre el repertorio táctico del soldado CEM se encuentra la posibilidad de eliminar y dañar coberturas y enemigos por igual con potentes ataques cuerpo a cuerpo que hacen 12 de daño (y que nunca se fallan), pero no pueden aprovechar las coberturas, por lo que suelen ser carne de cañón para los alienígenas si no tenemos cuidado. Es una clase que habrá que darle una oportunidad para ver qué tal se adapta a nuestra forma de jugar.

El nuevo contenido también incluye una organización humana, denominada EXALT, cuyo objetivo es acelerar los planes que los alienígenas tienen para la Tierra y sus habitantes. En las misiones de lucha contra EXALT nos enfretaremos contra oponentes con las mismas habilidad y equipamiento que nosotros. Eso implica agentes con lanzacohetes, rifles de francotirador, bombas de humo y kits médicos. Si no tenemos cuidado, los escenarios se pueden volver muy difíciles, ya que cada pocos turnos van llegando nuevos agentes de EXALT.

Nuestros objetivo será acabar con la organización, y para ello tendremos que ir realizando exploraciones mundiales en busca del cuartel general de EXALT. Tras una exploración, nos aparecerá en el mapa la localización de células a las que podremos mandar un operativo infiltrado y que, tras unos días, tendremos que extraer para hacer uso de la información que haya obtenido.

Las misiones del consejo también son más variadas, con una cuyo logro, Zom-B-Gone, os puede dar una idea de que son entretenidas (y no precisamente fáciles en modo Imposible). El DLC también añade hasta 40 nuevos mapas, incluidos aterrizajes de ovnis en entornos urbanos o granjas, algunos de los cuales resultará familar a los que jugaran al XCOM original de hace más de una década. En estos escenarios tendremos que poner a prueba nuestras mejores tácticas sobre el campo de batalla.

Ahora tendremos más investigaciones que realizar y que nos llevarán por ejemplo a desbloquear equipamiento para que todos los soldados puedan llevar dos objetos de utilidad en vez de solo uno. Lo mismo se aplica para las construcciones de la fundición. Esto nos hará plantearnos seriamente en dónde gastar nuestros escasos fondos y materias primas (sobre todo la Mezcla). Una pequeña dosis adicional de estrategia y gestión de la base que no decepcionará tampoco a nadie.

Por supuesto hay nuevos tipos de alienígenas, incluidos unos desagradables que se hacen invisibles, y un nuevo sistema de medallas que iremos desbloqueando para concederlas a nuestros soldados. Otra manera de proporcionarles ventajas sobre unos oponentes que quizás tengan algún problema añadido en su inteligencia artificial, o al menos el nivel Clásico + Hombre de hierro se me ha hecho menos duro de lo esperado. Pero en Hombre de Hierro + Imposible es todo un reto solo apto para unos pocos.

Geektopía

Conclusión

Este DLC es imprescindible si eres un fan de la saga XCOM, y si no siempre es un buen motivo para volver al jugar mientras esperamos a comprar o recibir estas navidades una consola de nueva generación, o a que lleguen las rebajas de Steam. Además, han corregido una buena cantidad de bugs, incluida la molesta teleportación de grupos de aliens a puntos aleatorios del mapa que podían, bueno, provocar una catástrofe en una misión, y que en definitiva mejoran mucho el juego. Y está disponible para OS X, lo cual siempre es un punto a favor más.

Pero eso sí, es el mismo juego que el XCOM, con la misma línea argumental y mismo resultado final. Lo que cambia es el contenido que hay entre medias, haciéndolo más variado y divertido de (volver a) jugar. Quizás el punto débil sea su precio para algo que es claramente un DLC. Pero como dijo Firaxis, es el mismo concepto que están aplicando a Civilization V: mejorar el juego que ya hay con nuevo contenido. Y en ambos juegos lo están consiguiendo.

Se echa en falta que incluyan todas las opciones avanzadas para las partidas que había en Enemy Unknown, aunque a cambio hay una nueva que permite que se decidan al azar una parte del árbol de habilidades de nuestros soldados, además de que se sigue pudiendo obtener estadísticas al azar de nuestros soldados. Esto hará que sea más interesante contratar y subir de nivel a nuevos soldados para ver qué combos de habilidades nos van a proporcionar. Poder tener a un francotirador capaz de lanzar 6 granadas en una misión es algo digno de ver. En definitiva, un gran DLC que merece la pena adquirir.

Puntuación

8.5

sobre 10

Lo mejor

  • Los nuevos escenarios del consejo, con sorpresas
  • La nueva clase de personaje y las modificaciones genéticas

Lo peor

  • Demasiado caro para un DLC
  • Se echan todavía cosas en falta con respecto al XCOM original